Bukele responde a su experiencia con Bitcoin

Luego de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) y otras organizaciones criticaran la creación de Bitcoin como moneda legal para Salvador, el jefe de Estado defendió este experimento nacional, el primero de su tipo en el mundo.

El presidente de El Salvador, Nayib Bokil, respondió a las críticas de varios organismos financieros internacionales luego de que su país presentara una moneda de curso legal para bitcoin, junto con el dólar que reemplazó a la moneda nacional, el colón, hace 20 años.

«Lo que las organizaciones internacionales han llamado el ‘Experimento Bitcoin’ no es más que ver cómo el mundo ve cómo la adopción masiva afecta la economía de un país», escribió el presidente salvadoreño en inglés el 23 de diciembre en su cuenta de Twitter. Además, si todo va bien, «será el fin del papel moneda». «El Salvador es la chispa que encendió una verdadera revolución», concluyó el mandatario de 40 años.

El 7 de septiembre, a pesar de las protestas y advertencias del Fondo Monetario Internacional (FMI), El Salvador se convirtió en el primer país del mundo en adoptar bitcoin como moneda legal. El jefe de Estado, en el origen de la reforma monetaria, asegura que esta permitirá que la población tenga un mejor acceso a los servicios bancarios y ahorrará 400 millones de comisiones bancarias en transferencias al país de inmigrantes. Estas remesas del exterior, particularmente de expatriados que residen en Estados Unidos, representan el 22% del PIB de El Salvador.

READ  Cuatro preguntas sobre Horizontes, el nuevo partido de Edouard Philippe

Las principales preocupaciones de los organismos internacionales se relacionan con el carácter especulativo de las criptomonedas, así como su trabajo fuera de las regulaciones internacionales, que pueden exponer al país a operaciones como el blanqueo de capitales o la evasión fiscal. Al respecto, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) destacó que el Grupo de Acción Financiera (GAFI), que supervisa el lavado de dinero, ha destacado a El Salvador.

Después de los comentarios hostiles iniciales en junio, el Fondo Monetario Internacional reiteró su posición a fines de noviembre al desaconsejar el uso generalizado de bitcoin, argumentando que «su uso como moneda legal conlleva riesgos significativos para la protección del consumidor, la seguridad financiera y la estabilidad financiera». Unos días después, el gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, a su vez, expresó preocupación por la decisión del gobierno del país centroamericano, ya que creía que todos los salvadoreños «no comprenden la naturaleza y volatilidad de la moneda». del Rey.» El Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo también expresaron escepticismo y advirtieron a El Salvador sobre los riesgos del proceso.

Sin embargo, según el Fondo Monetario Internacional, el PIB del país debería crecer un 10% en 2021 y un 3,2% el año siguiente.

cabeza popular

A pesar de su personalidad original y algo visceral, el presidente Najib Bukele es muy popular en su país, donde una gran mayoría de salvadoreños aprueba su gobierno. La controversia sobre su política, las recientes sanciones de Estados Unidos contra su gabinete y su biografía en Twitter de presentarse a veces como «dictador» y otras como «CEO de El Salvador» no parecen haber afectado su popularidad.

READ  Tendencias del mercado global | Inmuno-oncología, economía de mercado de tratamientos, mercado de futuros, demanda, mercado de productos básicos

Según una encuesta realizada por la unidad de investigación del diario local la prensa Publicado el 15 de diciembre, el 85,1% de los encuestados apoya fuertemente o algo a NEP Bokel, informó Reuters. Los grupos de oposición en todo el país y en la Casa Blanca han criticado duramente al presidente salvadoreño por su estilo agresivo de gobierno, incluida la destitución de los magistrados de la Corte Suprema en mayo, así como del fiscal general. Además, Washington Fue aprobado a principios de diciembre por miembros del gobierno de Bukele. Presuntos vínculos con casos de corrupción y presuntas negociaciones entre pandillas.

Pocos días después de que se anunciaran estas sanciones estadounidenses, miles de personas se manifestaron el 12 de diciembre en San Salvador contra la corrupción y lo que ven como la aberración autoritaria del país. Los contribuyentes estadounidenses deben saber que su gobierno está usando su dinero para financiar movimientos comunistas contra un gobierno elegido democráticamente. […] En El Salvador ”, escribió Neb Bukele en Twitter después de la protesta.

El presidente salvadoreño, en el poder desde 2019, ha sacudido a los partidos tradicionales que dominan la política salvadoreña desde hace 30 años.