CGT dice que muchas estaciones de servicio de TotalEnergies se han ido a la huelga

Dice el dicho que los zapateros son los peores. Una fórmula que se presta bien a los empleados de las estaciones de servicio TotalEnergies: mientras el grupo se ha beneficiado en gran medida de los altos precios del petróleo, ligados a la guerra de Ucrania, los salarios no se han movido ni un céntimo a pesar de la aceleración de la inflación. Por ello, la Unión General de Trabajadores convocó una huelga, exigiendo un aumento de la altura.

Lo que paraliza parcialmente la red de Argedis, filial 100% propiedad del gigante energético, que opera 185 estaciones de servicio en las principales autopistas y en zonas periurbanas. “Hay huelguistas en todas las estaciones de Francia”, dijo Jamila Mhidi, representante del sindicato CGT, explicando que cuatro estaciones estaban estacionadas en el área de Montleuil, cerca de Lyon, en la autopista A42; en el área de descanso de Lançon-Ouest (Bouches-du-Rhône) en la autopista A7; en el área de descanso de Jeanne-Rose (Saône-et-Loire) en la N70; Y en el área de descanso de Kailar, cerca del puente de Millau, en la autopista A75.

“Somos la empresa afiliada más grande en términos de empleados, y somos los peor pagados”

La gerencia, según ella, accedió a la “discusión”, el lunes a la 1:30 p.m. “Dije que estaría abierta a la discusión si escuchaban nuestras expectativas salariales”, dijo, señalando su intención de votar el viernes sobre el principio de un nuevo día de huelga, el 29 de junio, en caso de discusiones inconclusas. Al cuestionar la gestión del grupo, ésta ni confirmó ni desmintió la realización de esta reunión. Ante el contexto inflacionario, el grupo indicó este jueves que prevé «esperar» en el último trimestre de 2022 las negociaciones anuales obligatorias que suelen tener lugar a principios de año. Demasiado tarde para la CGT.

READ  Renault Lyons, nuevo director de Comfy

“Si lo que nos ofrece la gerencia el lunes no está a la altura, continuaremos el miércoles”, dijo Jamila Mehdi, y enfatizó: “Somos la filial más grande en términos de empleados, y somos los peor pagados”. Fuera de las estaciones de servicio, CGT ha convocado una huelga en todo el grupo y sus filiales en Francia.

Los empleados están en huelga en todas las refinerías, según Eric Cellini, coordinador de la CGT del grupo, quien aseveró que la medida resultó en «bloquear los envíos en todas las refinerías y grandes almacenes», mientras que unas quince plantas sucursales de Hutchinson (sellos de automóviles y aviación) también se vieron afectadas. , al igual que las fábricas afiliadas a la rama Saft (Baterías de Transporte Marítimo) a la huelga, según él.