Charlotte Valandry, actriz de ‘Rogue Bizer’, muere con un destino frustrante

Se esperaba en la línea de Sophie Marceau. En 1985, con 17 años, apareció la película beso rojo Por Véra Belmont, la convirtió en una estrella en potencia. Allí interpreté, junto a Lambert Wilson, Marthy Keeler y Laurent Tarzieff, el personaje de Nadia, una adolescente de 15 años y activista de la juventud comunista que se enamora de un fotógrafo de Partido de París. Un primer papel le valdría el Oso de Plata en el Festival de Cine de Berlín y una nominación al César a la Mejor Esperanza Femenina.

Lea también: Muere la actriz Charlotte Valander tras otra operación de corazón

«Las lentejuelas vuelan como cenizas…», Diría, en 1989, tras rechazar el papel de otra adolescente enamorada (de un profesor de filosofía, interpretado por Bruno Kramer), en boda blanca Dirigida por Jean-Claude Briseau (1944-2019), quien pensó que podía confiar en que tenía SIDA en la víspera de su decimoctavo cumpleaños.

No reveló su seropositividad al público en general hasta 2005, en su libro autobiográfico, amor en sangre (La Iglesia Media)Y el En la película para televisión de 2008 (donde interpretará su propio papel). Pero ella nunca dirá quién era «El Príncipe Gótico», Un miembro de una popular banda de rock cree que le transmitió el virus.

guerrero despiadado

Charlotte Valandere correrá toda su vida tras este destino decepcionante. Sin rendirse nunca ni velar. Durante treinta y cinco años ocupó el primer papel que nadie llegó a desafiar: el de una despiadada luchadora contra el VIH y los problemas cardíacos que provoca, que acabaría ganando el 13 de julio, a los 53 años.

READ  Muere la leyenda de la música estadounidense Stephen Sondheim a los 91 años

Parisina de nacimiento, hija adoptiva de Blineuve Val-Andre (Côtes-d’Armor), una bretona de infancia de la que tomará el nombre de artista Anne-Charlotte Pascal, de su verdadero nombre, ha sido una firme aliada de la Sociedad de Auxiliares que, en un último homenaje, afirma que ella «Él ha contribuido muchas veces a nuestro lado en la lucha contra el VIH y la discriminación que sufren las personas que viven con él».

En 2008 su corazón dejó de latir durante veintidós segundos. Un primer ataque al corazón, la empujará a una segunda batalla feroz, la batalla de la donación de órganos. primer trasplante de corazón seropositivo de Francia, escribirá un segundo libro, corazon desconocido (Le Cherche Midi, 2011), tras recibir una carta anónima que le decía: «Conozco el corazón que late en ti, me encantó…» Su corazón se hundió por su hija, su desafío, su victoria: Tara nació en 2000 y no tiene VIH.

Te queda por leer el 39,82% de este artículo. Lo siguiente es solo para suscriptores.