Chelsea y Liverpool se neutralizan y hacen el trabajo del City

Salah et Mendy

Los Blues y los Rojos no pudieron tomar una decisión el domingo (2-2), lo que permitió a los líderes de Mancon volar a la cima de la clasificación.

Choque, goles, pero un empate que no le conviene a nadie: Como en la ida, Chelsea y Liverpool no pudieron decidir (2-2), el domingo en Stamford Bridge, en la jornada 21 del Campeonato de Inglaterra. Este resultado le da al Manchester City un poco más de espacio en la parte superior de la tabla. La formación de Pep Guardiola, vencedora en la final del sábado en el Emirates ante el Arsenal (2-1), está ahora diez puntos por delante del Chelsea, y once por encima del Liverpool, que tiene otro partido. Los Rojos pueden sentir más pena que sus oponentes, habiendo ido 2-0 arriba después de la marca de la media hora y luciendo inexpugnables hasta el final de la primera mitad. Pero es probable que la atmósfera del lado del Chelsea sea más pesada en los próximos días.

Caso Romelu Lukaku

Los Blues ya están subrayando las dificultades a las que se enfrentan ante los grandes coches, ya que han sumado apenas tres puntos de los quince ante el City, Liverpool y Manchester United esta temporada. Su última victoria contundente en Liga se remonta al pasado mes de mayo, en el Etihad Stadium, ante el Manchester City (2-1). Demasiado poco para el actual campeón de Europa. Su próximo partido en el campeonato será la última oportunidad por la carrera por el título, que se disputará en el Etihad Stadium, contra los líderes, que aún están en sus once victorias consecutivas. Thomas Tuchel tendrá que zanjar la disputa para entonces con el delantero Romelu Lukaku, quien está fuera de esta conmoción ya que expresó su descontento con su situación. El técnico alemán seguramente también tendrá que responder a las críticas sobre tal sacrificio en un partido tan crucial, ya que su mejor delantero volvió a la cima, anotando dos goles en dos partidos.

READ  Fútbol: Con 41 goles, Robert Lewandowski batió el récord de Gerd Muller

Sin embargo, el Liverpool tuvo un buen comienzo …

La primera parte fue menos emocionante de lo que sugiere el marcador, ya que anotó cuatro goles en cinco oportunidades claras para ambos equipos. Sin su entrenador Jurgen Klopp, de forma aislada tras un test positivo para el Covid-19, el Liverpool parecía haber doblado el encuentro desde la media hora de juego, con el primer gol de Sadio Mane tras una mala intervención de Shaloba (9, 0-1 ), luego un nuevo logro de Mohamed Salah., bien rematado por Alexander Arnold, que eliminó a Marcos Alonso con un imparable truco corporal antes de ajustar por Edward Mendy (26, 0-2). La expresión ofensiva de los Blues se prohibió por completo durante la mayor parte del primer período, ya que no pudieron construir un solo negocio exitoso. Su única oportunidad, en el minuto siete, fue el resultado de una inexactitud de Alexander Arnold.

Reduciendo el marcador, con un soberbio disparo de Mateo Kovacic (42, 2-1), y luego el empate de Christian Pulisic, que Kante disparó bien, logró el milagro (45 + 1, 2-2). Los dos equipos se enfrentaron por igual en la segunda parte, con un ritmo salvaje en el primer cuarto de la hora: ocasiones de Marcos Alonso en el minuto 51, Pulisic en el 62 del Chelsea, Salah en el 57 y Mane en el 58. . Lado del Liverpool. Luego se dominaron entre sí hasta el final del partido, a pesar del mal trato de este resultado en la carrera por el título. El partido también fue una oportunidad para que la Premier League reintrodujera una grada sin asiento, a modo de prueba, enfrentándose a la Premier League por primera vez desde 1994, y el partido se desarrolló sin incidentes.

READ  Mayor tensión entre Lakers: Anthony Davis y Dwight Howard estallan