Doce años después, el Finn EPR Olkiluoto-3 finalmente está en servicio

Tomó mucho tiempo, pero aquí está en buena forma. El operador del reactor nuclear finlandés EPR en Olkiluoto-3 anunció su primera operación el sábado. La producción de electricidad de la EPR finlandesa, construida por el consorcio Areva-Siemens, comienza doce años después de la fecha de puesta en funcionamiento inicialmente prevista.

Cuando la producción de electricidad alcance su nivel normal, previsto para julio, el reactor proporcionará alrededor del 14 por ciento de la electricidad de Finlandia con 1.650 megavatios, dijo. El reactor Olkiluoto-3 se convertirá en uno de los más potentes de Europa. Hay otros dos reactores en funcionamiento en la costa oeste de Finlandia en Eurajoki.

Retrasos notables

EPR, de origen francés, fue el primer reactor nuclear adquirido en Europa tras el desastre de Chernóbil, lo que supuso una revisión de todo el planteamiento de la seguridad nuclear. Es conocido por proporcionar mayor resistencia y mejor seguridad. Pero los EPR construidos en Finlandia, Francia y el Reino Unido han sufrido retrasos y desfases financieros.

En el caso de Olkiluoto, los retrasos provocaron disputas de compensación entre TVO y Areva. En marzo de 2018, Areva acordó pagar 450 millones de euros a TVO para resolver su disputa. El coste de este programa ha pasado de los 3.370 millones de euros inicialmente previstos a unos 11.000 millones de euros, según el Informe sobre energía nuclear mundial de 2019.

Esperando a Flamanville

En el Reino Unido, Hinkley Point, ubicado en el sur de Inglaterra, ha pospuesto seis meses el inicio de la producción de electricidad, ahora prevista para mediados de 2026. En Francia, en Flamanville, los retrasos acumulados de EPR son de hasta 11 años.

READ  Las huelgas están aumentando en el sector privado

El sitio continúa acumulando problemas técnicos y el costo ha aumentado a 12.700 millones de euros según estimaciones de EDF el 12 de enero de 2022. En 2006, este reactor ultrapotente de 1.650 MW se anunció a 3.300 millones de euros.