El euro está en su nivel más bajo en 20 años frente al dólar… la economía de la Unión Europea está preocupada

La economía de la Unión Europea está al borde del abismo. A las 10:45 a. m. GMT (12:45 p. m. en París) del martes, el euro caía un 1,16 % a $1,0299, luego de caer a $1,0281. Desde principios de año ha perdido un 9,4% frente al dólar.

La moneda única europea ha caído a un nivel que no se veía desde finales de 2002, en sus inicios, cuando aún había muchas incógnitas sobre la nueva moneda. A partir de ahora, son los riesgos provocados por la invasión rusa de Ucrania y el repunte de los precios del gas los que presionan al euro.

«Los crecientes temores de una recesión están empujando al euro a la baja, mientras que el dólar sube», comentó Fiona Cincotta, analista de City Index. Ella dijo que los operadores de divisas están apostando a que la Fed continuará elevando las tasas de interés agresivamente para mantener la inflación bajo control. «Los datos del PMI publicados (el martes) en Europa destacaron los riesgos de una desaceleración del crecimiento al final del segundo trimestre».

El crecimiento de la actividad económica de la zona euro se desaceleró drásticamente en junio en el sector privado, a un mínimo de 16 meses, según el S&P Global Composite PMI. Los analistas de OFX señalan que «esta es una señal de que las economías realmente están comenzando a sentir el impacto de la alta inflación». Como resultado, el índice provocó que el euro cayera a un nivel más bajo que en 2016, cuando la crisis de la deuda europea y luego la votación del Brexit generaron temores de una implosión de la Unión Europea.

READ  Las grandes ambiciones de Lufthansa después de la crisis

Los temores de una recesión

Tampoco debería bajar la inflación de inmediato, porque los precios de la energía están subiendo debido a la huelga en Noruega que limita la producción de hidrocarburos. «Los fuertes aumentos en los precios del gas y la electricidad representan un riesgo significativo de que la economía de la UE entre en recesión antes de lo esperado», dijo Trevor Sikorsky, analista de Energy Aspects, en un informe.

Desde principios de año, el precio del TTF holandés, el estándar para el gas natural en Europa, ha subido casi un 150%, hasta los 176,01 € por megavatio-hora el martes. Antes de la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero, se cotizaba a menos de 100 € por megavatio-hora.

«Con temperaturas más bajas de lo esperado, es poco probable que Alemania alcance su objetivo del 90 % de las reservas previstas para garantizar un suministro normal este invierno», señala Derek Halpini, analista de MUFG.

El Banco Central Europeo (BCE) no tiene mucho espacio para endurecer su política monetaria, porque las tasas de interés más altas podrían hacer que las deudas de algunos países fueran demasiado altas para sostenerlas. En este contexto, cualquier repunte del euro debe verse como una «recuperación a corto plazo», advierte Fouad Razakzadeh, analista de StoneX, quien teme que sin muchos cambios en el frente de Ucrania o el Banco Central Europeo, el euro seguirá desistir.