El periodista Ofili Meunier fue puesto bajo protección policial después de que escribiera sobre el islamismo en Roubaix

Este informe, el domingo, sobre un tema combustible en medio de la campaña presidencial provocó fuertes reacciones en las redes sociales y canales de noticias continuas, lo que llevó al ministro del Interior, Gerald Darmanin, a responder en la Asamblea Nacional.

Al mismo tiempo, Ofili Meunier y un joven de la ciudad, Amine El Behi, testigo del espectáculo, recibieron amenazas, lo que obligó a las autoridades a ponerlos bajo la protección del SDLP, según una fuente policial.

“Me han dicho que cada vez que un periodista se expone a amenazas graves, se aprovecha de la protección policial”, respondió Gerald Darmanen en Twitter el sábado.

En respuesta a una pregunta de AFP, M6 dijo que «no hará ningún comentario en este momento».

«Lo que dije es inquietante. Debo haber sido atacado adecuadamente a la luz de las amenazas», dijo Amin Behi a la AFP.

El joven narra en el informe que alertó a la Gobernación del Norte a finales de 2020 sobre una asociación en la ciudad, “Ambiciones e Iniciativas para el Éxito” (AAIR).

Se sospechaba que ofrecía «lecciones coránicas» bajo la apariencia de lecciones privadas, beneficiándose de subsidios públicos, en particular subsidios municipales. De fondo, sospechas de clientelismo contra el alcalde de DVD, Guillaume Delbar.

‘Inundación de odio’

El joven presentó una denuncia, el viernes, tras recibir numerosas amenazas en las redes sociales, vía SMS o vía WhatsApp, así como grabaciones de audio, «que se notaron por el ceño», según su abogado, soy Jan Tamalt.

El Sr. Behi en particular es descrito como «infiel» (un no creyente en árabe, nota del editor) y «le dijeron que iba a ser decapitado», dijo el abogado a la AFP.

READ  La luz verde del Consejo de Estado para tomar nuevas medidas

El alcalde Guillaume Delbar, afirmando ser víctima de «aumento del odio y las amenazas», anunció su intención de presentar una denuncia también.

La alerta del Sr. Behi dio lugar a una investigación por parte de la gobernación, que explica que encontró que ya se habían ofrecido «lecciones de árabe de carácter religioso», y luego se presentó un informe a la fiscalía.

El Sr. Delbar y tres miembros de la asociación fueron citados el martes ante el Tribunal Penal de Lille, el primero por malversación «por negligencia» y los demás por «abuso de confianza». Una fecha concreta mucho antes de la emisión del reportaje.

Sin embargo, este juicio podría posponerse: dos abogados solicitaron tiempo para estudiar el caso. Guillaume Delbar, además de sus consejos, dio positivo por Covid el fin de semana.

«Podría haberme equivocado»

«A lo mejor me engaño, a lo mejor me equivoco», decía esta semana el concejal al apoyar «a una asociación que acaba de escindirse de una mezquita que se ha convertido en salafista».

El Sr. Delbar acaba de recibir una sentencia de prisión suspendida de seis meses y dos años de inhabilitación por su participación en un esquema de crédito fiscal fraudulento a través de pequeños partidos. reanudar.

Contactada por la Agence France-Presse, la provincia de Nord se ha negado a especificar las cantidades que el estado ha pagado a la asociación desde 2016 y que solicita el reembolso.

El municipio indicó que está previsto que la Autoridad Árabe de Inversiones y Rescate se beneficie en 2020 de 64.640 euros en subvenciones, pero el dinero nunca se pagó.

«Cuando leo en la prensa que es una ‘asociación misionera’, se me revuelve el estómago», dijo a la AFP May Muriel Cuadrado, quien defiende al secretario de la asociación.

READ  Un incendio masivo en la histórica planta Nevsky en San Petersburgo (video)

Abogó por que «el Instituto Árabe Americano de Eventos Internacionales (AAIR) llevó a los niños a la patente, al bachillerato», todo ello con «precios para una población modesta» en «la ciudad más pobre de Francia».

Los abogados de los otros acusados ​​se negaron a comentar.

Anteriormente, el Sr. Behi era conocido por su lucha para repatriar a sus dos sobrinos, de 4 y 6 años, que están detenidos en un campamento sirio. Su hermana, madre de dos hijos, se fue para unirse al Estado Islámico y, según él, está recluida en una prisión kurda.