El precio de la botella de gas butano en España ha vuelto a caer

Repartidor de bombonas de gas butano. / Maryam A. Montecinos

Según la orden publicada este lunes en el Boletín Oficial del Estado (BOE), el tipo bajará casi un euro (92 céntimos), hasta los 17,66 euros, frente a los 18,58 euros vigentes desde el 15 de noviembre.

Hay buenas noticias para los clientes que confían en las omnipresentes bombonas de gas butano en España para sus necesidades de agua caliente y calefacción. Los precios aumentaron considerablemente el año pasado como resultado de una crisis energética provocada por la guerra en Ucrania.

Sin embargo, este martes, 17 de enero, el precio bajará casi un euro (92 céntimos) hasta los 17,66 euros, frente a los 18,58 euros vigentes desde el 15 de noviembre, según la orden publicada este lunes en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Esta es la segunda bajada consecutiva del precio de las botellas, la más alta de la historia, tras la anterior bajada de 19,55 euros que tendrán que pagar los usuarios entre el 17 de mayo y el 14 de noviembre de 2022.

Con esta nueva revisión, el precio de la bombona es un 0,5% inferior al de hace un año (9 céntimos menos), en enero de 2022, cuando los usuarios tenían que pagar 17,76 euros. De acuerdo con las directrices de la Dirección de Política Energética y Minas, el precio máximo de venta al público de los Gases Licuados del Petróleo (GLP) en envases de 8 a 20 kg (botella de butano convencional) se revisa bimestralmente el tercer martes de cada mes.

READ  Partido: Clasificación mundial para Inglaterra, Alemania, Italia, España

El coste se calcula en función del precio de las materias primas (propano y butano) y los costes de flete (transporte) en los mercados internacionales y la evolución del tipo de cambio Euro-Dólar. La revisión del precio, ya sea al alza oa la baja, se limita al 5%, y cualquier exceso o deficiencia en el precio aplicable se acumulará para revisiones posteriores.

La Unión de Consumidores de Fakua lleva meses exigiendo al Gobierno que cambie las herramientas de cálculo en la revisión de tarifas para garantizar la protección de los intereses de los consumidores. Según sus cálculos, el precio más bajo del butano en los últimos quince años se fijó en 9,38 euros en abril de 2005.