Falleció de cáncer de mama a los 13 años.

Una pareja francesa planea presentar una denuncia contra las instituciones médicas que tardaron en diagnosticar un tumor en su hija.

Shiloh, de 13 años, murió en diciembre de 2021 de sarcoma de mama, un tumor extremadamente raro.

«Cuando dije que era cáncer, me dijeron: ‘Señora, el cáncer de mama de 12 años no existe'», dijo la madre de la adolescente, Diane, al periódico. París.

En marzo de 2021 aparecieron los primeros síntomas cuando Shiloh se quejó de dolor en el pecho izquierdo.

Según su madre, se le veían «pequeños granitos y una especie de piel de naranja».

Entonces, la mujer lleva a la niña a un centro de imágenes ginecológicas donde un médico superior le diagnostica mastitis, una infección de la mama.

Un mes después, la familia acudió a la sala de urgencias de un hospital de la región de París donde el personal médico no lo había examinado debido a su edad.

En este momento se está realizando un nuevo diagnóstico de mastitis. Se prescriben antibióticos y se aconseja a la familia que visite a un dermatólogo.

«Estaba muy cansada y le costaba ponerse de pie», dice la madre.

Shiloh estaba de regreso en otro hospital cuando su madre acababa de descubrir manchas en sus sábanas, una señal de que sus senos comenzaban a supurar.

Esta vez no se hizo ningún diagnóstico e incluso algunos cuidadores sospecharon abuso.

La familia finalmente consigue una cita para una biopsia que confirma lo peor: hemangiosarcoma de mama de segundo grado.

Shiloh, que acabaría de cumplir 13 años, morirá el 8 de diciembre de 2021, cuatro meses después de empezar la quimioterapia.

READ  Plataforma única para números de emergencia probados a partir de 2022

Diane está segura de que su hija pagó la gira médica y pretende demandar a varias instituciones de salud.

«Atrapado en el tiempo, existía la posibilidad de que funcionara. Incluso si tomara diez años, iría hasta el final», dijo.

«No deberíamos haber enviado a Shiloh a casa en su condición. Los médicos no sabían lo que tenía, deberían haberla retenido», dijo la abogada de los padres, Anna Sabine Dossenaud, quien tiene la intención de alegar la denegación de atención.