Guerra en Ucrania: casi 300 combatientes ucranianos evacuados de Azovstal

Los soldados de la guarnición estacionados en Azovstal, más de 260 de los cuales ya habían sido evacuados el lunes, «completaron su misión de combate», dieron la bienvenida a la tripulación del ejército ucraniano en un comunicado de prensa y ordenaron a sus comandantes que «salvaran las vidas» de los que quedaban. detrás.

“Desafortunadamente, hoy Ucrania no puede cancelar la prohibición de Azovstal por medios militares”, dijo el Ministerio de Defensa de Ucrania a través de Telegram.

Las autoridades ucranianas dijeron la semana pasada que más de 1.000 soldados ucranianos, incluidos 600 heridos, se encuentran en este complejo industrial, una verdadera «ciudad dentro de una ciudad» con kilómetros de galerías subterráneas.

Allí se refugiaron después de sufrir el asedio de Mariupol durante más de un mes y ser atacados por el ejército ruso al comienzo de la guerra, que comenzó el 24 de febrero y ahora está completamente destruida.

Esta ciudad, situada a orillas del mar de Azov, se encuentra estratégicamente situada entre Crimea, que Moscú anexó en 2014, y la región minera de Donbass (este de Ucrania), donde se ubican dos «repúblicas» prorrusas y donde se encuentra Rusia. Actualmente intensificando su ataque.

Su captura completa por parte de las tropas rusas, que ahora parece inevitable tras la orden dada a los últimos combatientes de Azovstal, permitirá a estos últimos suavizar la unión entre Crimea y Donbass.

Procedimiento de cambio

La viceministra de Defensa de Ucrania, Jana Maliar, anunció el lunes por la noche en un video que «53 personas gravemente heridas fueron evacuadas de Azovstal a Novoazovsk para recibir asistencia médica y otras 211 a Olinevka a través de un corredor humanitario».

READ  Dmitry Muratov sobre la guerra en Ucrania: "No descartaré la posibilidad de usar armas nucleares"

Explicó que estas dos áreas están ubicadas en un área controlada por fuerzas rusas y prorrusas en el este de Ucrania, pero que los combatientes debían ser devueltos al territorio controlado por Ucrania «como parte de los procedimientos de intercambio».

El Estado Mayor ucraniano confirmó la evacuación de estos 264 soldados, e indicó en la noche del lunes al martes que «la operación para rescatar a los defensores de Ucrania varados» en el sitio de Azovstal está «en curso», sin precisar su número.

Su resistencia marcadamente feroz impidió la rápida captura por parte del ejército ruso de la gran ciudad ucraniana de Zaporizhia, 200 kilómetros al oeste, según el Estado Mayor.

El lunes, el Ministerio de Defensa ruso anunció un alto el fuego alrededor de Azovstal, para permitir la evacuación de los soldados ucranianos heridos.

‘Expulsión de soldados rusos’

Dans l’Est de l’Ukraine, objectif prioritaire de Moscou, l’armée russe «ne cesse de mener des opérations ofensivas» et «concentre ses esfuerzos principaux sur la direction de Donetsk», an indiqué l’état-major mardi matin dans declaración

El día anterior, «al menos 10 personas murieron en los bombardeos rusos en Severodonetsk, una ciudad que se ha vuelto importante para los ucranianos desde que las fuerzas separatistas respaldadas por Moscú tomaron parte de Donbass en 2014, anunció el lunes el gobernador de la región».

Esta ciudad está casi rodeada por tropas de Moscú.

En un mensaje anterior del lunes, Sergio Gaidic informó que los bombardeos de artillería sobre Severodonetsk y su ciudad gemela, Lysichanek, provocaron incendios en áreas residenciales. «Severodonetsk fue golpeado muy fuerte», agregó, adjuntando imágenes de la destrucción a su mensaje.

READ  España en el momento de la vuelta de las restricciones y toques de queda

A pesar de los llamamientos de las autoridades ucranianas para evacuar Lysitchansk, que está separada de Severodonetsk solo por el río Seversky Donet, y que es bombardeada regularmente, quedan más de 20.000 civiles, frente a los 100.000 de antes de la guerra, según los voluntarios que distribuyen ayuda en el área.

También en esta región, cerca de Sirutin, «el enemigo sufrió pérdidas durante los combates y se retiró», según informó este martes el Estado Mayor ucraniano, que agregó que una incursión rusa destruyó edificios privados y dañó infraestructura civil en la región de Odessa (suroeste).

Pero en el noreste, los ucranianos recuperaron el control de parte de la frontera en la región de Kharkiv, según KEV.

El lunes, el Ministerio de Defensa saludó la publicación de un video en su cuenta de Facebook que muestra a soldados ucranianos frente a un puesto fronterizo pintado con los colores de Ucrania, amarillo y azul, que sus fuerzas «expulsaron a los rusos».

Durante semanas, los rusos bombardearon las regiones norte y este de Kharkiv, la segunda ciudad de Ucrania, desde áreas recientemente capturadas por los ucranianos.

Las autoridades ucranianas ahora esperan que las unidades retiradas de la región de Kharkiv refuercen las fuerzas rusas en Donbass, donde avanzan laboriosamente, según Oleksich Aristovich, asesor presidencial de Ucrania.

«Responder»

Otro frente para Moscú: la posible expansión de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) para incluir a Finlandia y Suecia, dos países impulsados ​​por la invasión rusa de Ucrania a abandonar décadas de no alineación militar.

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo el lunes que la membresía no representaba una «amenaza inmediata». Pero, continuó, «el despliegue de infraestructura militar en el territorio de estos países, por supuesto, conducirá a una respuesta».

READ  La guerra en Ucrania: en los sótanos de Kharkiv, donde "los rusos destruyeron todo"

Rusia en particular ha explicado su ofensiva en Ucrania a través del acercamiento entre su vecino occidental y la OTAN, creyendo que esto constituye una amenaza «existencial» para su seguridad.

Con la posible entrada de Finlandia en la OTAN, Rusia compartirá 1.300 km de fronteras terrestres adicionales con la OTAN.

Francia confirmó, el lunes por la noche, que «apoyará» a los dos países en caso de agresión, mientras que Londres pidió su integración en la OTAN «lo antes posible».

En Bruselas, la Unión Europea intentó el lunes ponerse de acuerdo para detener las compras de petróleo ruso, lo que Hungría rechazó, argumentando que tal medida sobrecargaría la carga financiera.

“Desafortunadamente, toda la unión es rehén de un estado miembro que no puede ayudarnos a alcanzar un consenso”, lamentó el jefe de la diplomacia lituana, Gabrielius Landsbergis.

Para el jefe de la diplomacia húngara, Peter Szijjarto, «los húngaros esperan legítimamente una propuesta de solución para financiar inversiones (nuevas infraestructuras) y compensar los aumentos de precios, con un coste total de unos 15.000-18.000 millones de euros».

Al término del encuentro, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, reconoció que ultimar el sexto paquete de sanciones «llevará tiempo». Una cumbre europea extraordinaria está prevista para el 30 y 31 de mayo.