Guerra en Ucrania: El Kremlin ataca a cinco países de la UE

La lista ya incluye a todos los países de la UE, a los que Rusia exige que paguen los productos rusos en rublos, una demanda que la mayoría de los países no estaban dispuestos a cumplir. La demanda de pagos en rublos tiene como objetivo, en particular, fortalecer la moneda y proporcionar divisas fuertes a los bancos rusos que han quedado aislados de las redes financieras internacionales debido a las sanciones. El cambio de estatus para Croacia, Dinamarca, Grecia, Eslovaquia y Eslovenia se centra en la capacidad de sus embajadas en Rusia para contratar personal local, lo que el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, calificó como un paso más.

Según las nuevas reglas, Croacia y Eslovenia ya no pueden emplear a rusos en sus embajadas, mientras que los otros tres países están sujetos a condiciones más estrictas. Peskov dijo que pueden surgir más restricciones. Dijo que la nueva sanción diplomática fue el resultado de políticas hostiles de esos países, pero no dio más detalles.

Rusia comenzó a elaborar su lista de estados hostiles el año pasado, que inicialmente incluía solo a la República Checa y Estados Unidos. Desde entonces, se ha extendido a todos los países que impusieron sanciones a Rusia después de su invasión de Ucrania.

READ  La guerra en Ucrania: Rusia "perdió estratégicamente"