Guerra en Ucrania: por primera vez desde la invasión rusa, Blinken anunció que hablaría con su homólogo ruso

Esta entrevista telefónica, que está prevista «en los próximos días (…) no serán negociaciones sobre Ucrania», sino que debería estar dedicada principalmente a los estadounidenses detenidos en Rusia y a la reanudación de las exportaciones de cereales ucranianos, precisó el secretario de Estado estadounidense durante una conferencia de prensa.

“Planeo traer a colación un tema que es una prioridad para nosotros: la liberación de Paul Whelan y Britney Grenier, quienes han sido arrestados injustamente y se les debe permitir regresar a sus hogares”, dijo.

«Pusimos una gran oferta sobre la mesa de negociación hace varias semanas para facilitar estos comunicados», agregó, negándose a especificar cuál era la oferta de Estados Unidos.

El exembajador de Estados Unidos en Moscú, Michael McFaul, ha pedido a la administración del presidente Joe Biden que canjee a los dos prisioneros estadounidenses por Victor Bout, un traficante de armas ruso encarcelado en Estados Unidos.

La jugadora de baloncesto Britney Greiner fue arrestada en un aeropuerto de Moscú en febrero después de que se encontraran «fábricas» y un «líquido de olor extraño» de aceite de cannabis en su bolso, según el Servicio Federal de Aduanas de Rusia. Se enfrenta a hasta 10 años de prisión.

El exsoldado estadounidense Paul Whelan, exdirector de seguridad de una empresa de autopartes que ha estado detenido desde 2018, sigue manteniendo su inocencia después de haber sido condenado a 16 años de prisión en Rusia por espionaje.

El Sr. Blinken agregó que tiene la intención de discutir con el Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia el acuerdo concluido entre Kyiv y Moscú la semana pasada en Estambul, con la mediación de Turquía y bajo los auspicios de las Naciones Unidas, para permitir la entrega de alrededor de 25 millones de toneladas de cereales en el extranjero. . Atrapado en puertos ucranianos.

READ  Coronavirus en Francia: un nuevo salto en la contaminación

«Esperamos que este acuerdo permita rápidamente que el grano ucraniano se envíe nuevamente a través del Mar Negro y que Rusia cumpla su promesa de permitir el paso de estos barcos», dijo.

Sin embargo, los funcionarios ucranianos han dicho en repetidas ocasiones que no confían en Moscú para garantizar la seguridad de los convoyes y piden el lanzamiento de misiles rusos el sábado en el puerto de Odessa.

Por su parte, el Kremlin anunció que no veía ningún obstáculo para la reanudación de las exportaciones, pues se veía obstaculizada por la presencia de minas navales sembradas por las fuerzas ucranianas para protegerse de un ataque anfibio ruso.

Según Kyiv, las minas se retirarán solo «en el corredor necesario para la exportación».

La última llamada telefónica entre los dos hombres se remonta al 15 de febrero, cuando Blinken advirtió a Rusia que no invadiera Ucrania. Nueve días después, las fuerzas rusas entraron en territorio ucraniano, lo que llevó a Estados Unidos y sus aliados a imponerle una serie de sanciones financieras para aislar internacionalmente a Moscú.