Guerra en Ucrania: Putin firma ley que endurece las penas por rendirse o negarse a luchar

El sábado, el presidente ruso firmó una ley que aumenta las penas de prisión para los soldados que desertan o se niegan a luchar.

Tiempo de lectura: 2 minutos

losEl sábado, el presidente ruso, Vladimir Putin, firmó enmiendas que estipulan hasta 10 años de prisión para los soldados que deserten o se nieguen a luchar mientras se movilizan, como ocurre actualmente.

Estas enmiendas al Código Penal, que el Parlamento votó esta semana, se publicaron en el portal legal del gobierno y, por lo tanto, entraron en vigor.

En particular, estipula penas de hasta 10 años de prisión para los soldados que deserten, se entreguen al enemigo «sin permiso», se nieguen a combatir o desobedezcan órdenes durante la movilización. El saqueo se castiga con hasta 15 años de prisión.

Estos cambios legislativos se producen cuando Rusia decretó esta semana una movilización parcial de reservistas para luchar en Ucrania, donde las fuerzas rusas han sufrido reveses en las últimas semanas. Esta orden de movilización, que según las autoridades afecta a 300.000 personas, alarmó a muchos rusos, algunos de los cuales optaron por abandonar el país.

Mientras Moscú busca por todos los medios reclutar a más hombres para ir al frente en Ucrania, Putin también firmó el sábado una ley que facilita la adquisición de la ciudadanía rusa a los extranjeros alistados en el ejército.

Facilidad de otorgar la ciudadanía rusa a los extranjeros

De acuerdo con esta ley, también publicada en el portal legal del gobierno, los extranjeros que hayan estado en el ejército durante al menos un año podrán solicitar la ciudadanía, sin tener que justificar la estadía de cinco años en el territorio ruso normalmente requerido.

Esta medida parece estar dirigida principalmente a los inmigrantes de las ex repúblicas soviéticas de Asia Central, que ocupan los trabajos más difíciles en las grandes ciudades, como Moscú.

El alcalde de Moscú, Sergei Sobyanin, también anunció el martes la próxima apertura de una oficina de reclutamiento dentro del extenso centro administrativo de Sajarov, un lugar de tránsito forzoso para los inmigrantes.

Incluso antes de que Putin firmara la ley, Kirguistán y Uzbekistán pidieron esta semana a sus ciudadanos que no se involucraran en ningún conflicto.

READ  Robo de documentos secretos de la OTAN