Perú declara al embajador de México ‘persona non grata’ y le pide que se vaya | Noticias

La orden repentina se produce en medio de tensiones intensificadas entre los dos países tras la concesión de asilo por parte de México a la familia de Pedro Castillo.

Perú declaró al embajador de México en Lima «persona non grata» y le ordenó abandonar el país dentro de las 72 horas, dijo el canciller peruano.

La orden repentina del martes se produjo después de que el embajador de México, Pablo Monroi, anunciara que su país había otorgado asilo a la familia de Pedro Castillo, quien fue derrocado como presidente de Perú a principios de este mes.

Castillo enfrenta cargos de sedición tras las rejas después de que los críticos trataran de etiquetarlo como un golpe de estado el 7 de diciembre.

Según una publicación del Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú en las redes sociales, la destitución de Monroe fue motivada por «reiteradas declaraciones de altos funcionarios del país sobre la situación política en Perú».

Marcelo Ebrard, Ministro de Relaciones Exteriores de México dijo El desalojo fue «injusto y reprobable» en Twitter. Ebrard dijo que el gobierno estaba negociando un paso seguro para la familia de Castillo dentro de su embajada en Lima.

La semana pasada, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, criticó duramente la destitución de Castillo por considerarla antidemocrática, e insistió en que sigue reconociendo a Castillo como el líder legítimo de Perú.

La ministra de Relaciones Exteriores de Perú, Ana Cecilia Gervasi, dijo que se aprobó formalmente el salvoconducto para la esposa de Castillo y los dos hijos de la pareja. Pero ninguno de los gobiernos ha proporcionado un cronograma de cuándo regresarán a México la esposa de Castillo, Lilia Paredes, o sus hijos.

READ  México y Brasil lideran las muertes por COVID-19 en América Latina

‘Persecución antidemocrática’

Argentina, Bolivia, Colombia y México emitieron un comunicado conjunto la semana pasada declarando a Castillo víctima de «persecución antidemocrática».

La recién nombrada presidenta Tina Poluarte, quien se había desempeñado como vicepresidenta durante el gobierno de Castillo, llamó a los embajadores de Perú para consultas unos días después, citando una interferencia inaceptable en los asuntos internos del país.

El martes, los legisladores peruanos aprobaron la propuesta de elecciones anticipadas, con 93 a favor y solo 30 en contra.

Después de que Castillo intentara disolver el Congreso y gobernar por decreto el 7 de diciembre, los legisladores lo destituyeron de su cargo. Trató de huir a la embajada de México, pero la policía lo detuvo en su camino.

Su remoción, y arresto y detención por cargos de «conspiración» y «sedición», provocó protestas generalizadas y llevó a la administración de Boluarte a declarar un estado de emergencia en todo el país durante 30 días.

Un tribunal peruano también rechazó una solicitud de los fiscales para prohibir a Paredes salir del país el martes, ya que está siendo investigado por su presunta participación en una red de lavado de dinero que podría implicar a Castillo.

“México alberga corruptos”, dijo el martes a la prensa la legisladora opositora peruana María del Carmen Alva.

Pero López Obrador de México dijo que si bien su gobierno priorizó la no injerencia en los asuntos internos de otros países, se había apartado de esa política cuando se trata de países considerados aliados ideológicos en América Latina.

Castillo enfrentará hasta 18 meses de prisión preventiva después de que un panel judicial concedió la solicitud de los fiscales de una prórroga mientras investiga los cargos de sedición y conspiración contra el exmaestro rural, quien ganó una elección reñida el año pasado bajo la bandera Marxista Libre. Gran fiesta.

READ  Concrete Capital Corporation anuncia contrato minero