¿Próximamente un dispositivo ‘todo en uno’ para facilitar las inyecciones de insulina?

primario

  • En todo el mundo, se estima que 415 millones de personas tienen diabetes, o 1 de cada 11 personas.
  • La diabetes tipo 1 representa alrededor del 6% de los casos y la diabetes tipo 2 alrededor del 92%.

En Francia, en 2020, más de 3,5 millones de personas fueron tratadas con medicamentos para la diabetes, o el 5,3% de la población, según salud pública Francia.

En las personas con diabetes, el manejo adecuado de su enfermedad requiere seguir una serie de pasos restrictivos, varias veces al día. Antes de cada comida, muchos se ven obligados a inyectarse insulina. Para ello, primero deben estimar el contenido de carbohidratos de la comida, pincharse el dedo con un glucómetro para medir el azúcar en la sangre y finalmente calcular la dosis de insulina que se inyectará.

Ante el peso de estas tareas, a muchos diabéticos les resulta difícil seguir una dieta. Y la investigación realizada por los científicos del MIT podría simplificar enormemente sus vidas. En un estudio publicado en el Journal of Controlled Release, explicaron que diseñaron dos dispositivos diferentes. El primero, que combina muchos de los pasos existentes en un solo dispositivo, podría usarse en pacientes en un futuro próximo. El segundo prototipo tiene componentes electrónicos flexibles en la superficie de la aguja, por lo que la entrega de sangre e insulina se puede medir a través de la misma aguja. Esto puede simplificar aún más el proceso de control de la diabetes.

“Todos los días, muchos pacientes tienen que pasar por este complejo procedimiento al menos tres veces”Explica Hen-Wei Huang, becario postdoctoral en el MIT y autor principal del artículo.

READ  Para Gabriel Attal, "Esta quinta ola comienza de una manera deslumbrante".

Simplifique el proceso de control de la diabetes

Ambos dispositivos «todo en uno» diseñados por el equipo del MIT incluyen una aplicación para teléfonos inteligentes. Los pacientes primero toman una fotografía de la comida, y la aplicación luego puede estimar el volumen de la comida y también la cantidad de carbohidratos, según la información nutricional de una base de datos.

El primer dispositivo combina en un solo dispositivo varias herramientas utilizadas por los diabéticos: un bisturí para extraer sangre y tiras reactivas de glucosa. Después de medir la glucosa en sangre, el dispositivo transmite la información a una aplicación de teléfono inteligente a través de Bluetooth y la aplicación calcula la dosis correcta de insulina. El dispositivo también incluye una aguja que inyecta la cantidad adecuada de insulina.

“Lo que hace nuestro dispositivo es automatizar los procedimientos de punción de la piel, extracción de sangre, cálculo de glucosa, cálculo e inyección de insulina, Biografía de Hen-Wei Huang. El paciente ya no necesita un dispositivo de punción, un medidor de glucosa y una pluma de insulina por separado”.

Actualmente, este dispositivo no ha sido aprobado por las autoridades sanitarias y, por lo tanto, no ha sido probado en pacientes humanos. Pero los primeros resultados en cerdos muestran que este sistema puede medir con precisión los niveles de glucosa y administrar insulina.

Jeringa única para medir el azúcar en sangre y la inyección de insulina

Para su segundo dispositivo, los investigadores querían desarrollar un sistema que solo requiriera una aguja. Para lograrlo, diseñaron un nuevo sensor de glucosa que se puede integrar en la misma aguja que se usa para inyectar insulina. También está vinculado a una aplicación donde se transmite la información.

READ  Un llamado a la vacunación y nuevas medidas para contrarrestar el deterioro de la situación sanitaria en el País Vasco

«Si pudiéramos incrustar un sensor de glucosa directamente en la superficie de la aguja de inyección de insulina, el paciente solo necesitaría un pinchazo, lo que reduciría el dolor y facilitaría la administración del medicamento. Todo el proceso».Shaun Yu, coautor del trabajo.

Probado en cerdos, el sensor de glucosa de última generación midió con precisión los niveles de glucosa antes de inyectar la insulina.

A la espera de las pruebas en humanos, los científicos han presentado patentes para ambos sistemas y esperan trabajar con las empresas para desarrollarlos aún más.