Refugiados ucranianos en Ciudad de México esperan acción de EE.UU.

CIUDAD DE MÉXICO – En un campo polvoriento al este de la vasta capital de México, unos 500 refugiados ucranianos esperan en grandes tiendas de campaña bajo el sol para decirle al gobierno de Estados Unidos que pueden venir.

El campamento está abierto solo durante una semana y es visitado por 50 a 100 personas diariamente. Algunos ya han ido a la frontera de Estados Unidos en Tijuana, donde les dijeron que ya no se les permitiría. Otros llegaron a los aeropuertos de la Ciudad de México o Cancún, sacando boletos desde Europa.

«Instamos al gobierno de Estados Unidos a actuar con rapidez», dijo Anastasia Polo, cofundadora de Unidos con Ucrania, una ONG que colaboró ​​con el gobierno mexicano para establecer el campamento. Una semana después, dijo, ninguno de los refugiados estaba «ni siquiera cerca del final del espectáculo».

El plan para la unidad de Ucrania fue anunciado el 21 de abril por el gobierno de Estados Unidos. Cuatro días después, los ucranianos que aparecen en la frontera entre Estados Unidos y México ya no están exentos de la regla de la epidemia, que se utiliza para acelerar la expulsión de inmigrantes sin oportunidad. Ha estado solicitando asilo durante los últimos dos años.

En cambio, tienen que aplicar desde otros países como Europa o México. Las personas deben haber estado en Ucrania antes del 11 de febrero para calificar; Tener un patrocinador, ya sea una familia o una organización; Satisfacer las necesidades de vacunación y otras necesidades de salud pública; Y enviar verificaciones de antecedentes.

Polo dijo que los funcionarios del gobierno de EE. UU. le habían dicho que tomaría una semana procesar a la población, pero recién había comenzado. Algunos de los primeros en llegar recibieron correos electrónicos del gobierno de los EE. UU. reconociendo que habían recibido sus documentos y los documentos de sus patrocinadores, pero no había escuchado que alguno de los patrocinadores hubiera sido aprobado.

READ  La presión de España sobre Marruecos aumenta tras la inmigración

“Estas personas no pueden quedarse en este campamento porque es temporal”, dijo Polo. Más de 100 de los residentes del campamento son niños.

Naciones Unidas Según el Alto Comisionado para los Refugiados, casi 5,5 millones de ucranianos, en su mayoría mujeres y niños, han huido de Ucrania desde que Rusia invadió a su pequeño vecino el 24 de febrero.

Georgie Mikaberitze, de 19 años, es uno de los camareros. Llegó a Tijuana el 25 de abril y vio cerrada la frontera con Estados Unidos. Se quejó de que el gobierno de los EE. UU. había dado muy poco aviso ya que muchos como él ya estaban en el tráfico. Viajó 600 millas (966 kilómetros) desde los Estados Unidos.

Cuando el gobierno de EE. UU. anunció su aceptación de 100.000 refugiados ucranianos a fines de marzo, cientos de turistas ingresaron diariamente a la Ciudad de México o Cancún y viajaron a Tijuana durante unos días, eventualmente solo unas pocas horas, para ser admitidos. Estados Unidos en el cruce fronterizo de San Diego en libertad condicional humanitaria. Los nombramientos para las embajadas de Estados Unidos en Europa eran bajos y el reasentamiento de refugiados haría de México una mejor opción.

Viajar por México fue ecológico, pero un grupo de voluntarios relajados, en su mayoría de iglesias eslavas del oeste de Estados Unidos, recibió a los refugiados en el aeropuerto de Tijuana y los llevó a un centro de entretenimiento en Tijuana donde los esperaban miles de personas. . La espera de dos a cuatro días finalmente se redujo a unas pocas horas cuando los inspectores fronterizos de EE. UU. se infiltraron en los ucranianos.

READ  Trabajar desde casa: En España, el trabajo a distancia está regresando en medio de un aumento de casos de coronavirus | Economía y Negocios

Ese trato especial terminó el día que Mycobridge llegó a Tijuana.

«Queremos ir a Estados Unidos porque (nosotros) ya estamos aquí y algunas personas ni siquiera tienen el dinero para regresar», dijo.

Mykoperitse fue a visitar a familiares en Georgia en el sur de Ucrania, donde ocurrió la invasión rusa y no pudo regresar. Su madre vive en su aldea cerca de Kharkov, en el este de Ucrania, y tiene miedo de salir de casa porque las tropas rusas han derribado indiscriminadamente los autos que circulan por la zona, dijo.

«Ella dijo que era una situación muy peligrosa», dijo Mikabridge, quien viajó sola a México.

Mexico City Camp ofrece un lugar seguro para esperar. Se instaló dentro de un gran complejo deportivo, por lo que se podía ver a los ucranianos empujando cochecitos con niños en las aceras, jugando fútbol y voleibol y nadando.

Sin embargo, se advierte a los refugiados que nadie es responsable de su seguridad cuando pueden abandonar las instalaciones. Istabalaba, la metrópoli más poblada de la capital, es una de las más peligrosas.

Polo dijo que el gobierno mexicano estaba brindando seguridad en el campamento con unos 50 oficiales. Los marines también instalaron una cocina móvil para servir comida.

Dijo que se sentían seguros dentro del campamento, pero que habían preguntado al gobierno sobre la posibilidad de trasladar el campamento a un área más segura.

El lunes por la tarde, Mikhail Bosternak y su novia esperaban en la entrada del campus de Machiana Hisihoshis. Ambos sufrían de dolores de cabeza por lo que planearon ir al hotel por un par de días para dormir un poco y recuperarse antes de regresar al campamento.

READ  Muere Rosario Ibarra, campeona de Missing Mexico, a los 95 años

Pasternak salió de Estados Unidos para ayudar a Hzyhozyshyn a entrar. Los dos volaron a la Ciudad de México después de pasar varios días en Tijuana y llegaron al campamento el domingo.

La pareja estaba sola en las calles de Istabalaba y parecía marchitarse bajo el sol incesante. La pareja se conocía desde hacía seis años.

«Ella es mi amor», dijo Pasternak.

——

El periodista de AP Elliot Spagat en San Diego contribuyó a este despacho.