Trump sonó sus ‘mentiras’ sobre las elecciones de 2020 a pesar de las advertencias de sus leales

Zoe Lofgren, la miembro electa demócrata de este comité que busca resaltar la responsabilidad del multimillonario republicano en el ataque al Congreso de Estados Unidos por parte de sus partidarios el 6 de enero de 2021, dijo.

Después de casi un año de investigación, este grupo de funcionarios electos ha brindado un relato preciso de las maniobras del expresidente entre la noche de la elección presidencial y el ataque al Capitolio.

Abogado de Trump ‘borracho’

Unas horas después del cierre de las urnas el 3 de noviembre de 2020, Joe Biden y Donald Trump parecían asombrados. “Quedó claro que la elección no se decidiría esa noche”, dijo Ivanka Trump, la hija del expresidente y una de sus asesoras más cercanas en ese momento, en un testimonio publicado el lunes.

Sin embargo, poco antes de las 02:30 horas, Donald Trump apareció frente a la televisión estadounidense desde los salones de la Casa Blanca. “Honestamente, ganamos las elecciones”, dice, aunque el conteo aún está en progreso.

“Era demasiado pronto para tomar ese tipo de decisión”, dijo el jefe de campaña de Donald Trump, Bill Steppin, a este grupo de funcionarios electos.

¿Quién es el único que animó al presidente en su acercamiento esa noche? Su abogado personal, Rudy Giuliani, quien uno de los asesores del presidente dijo en su testimonio ante el comité, estaba «visiblemente intoxicado».

El presidente «enojado»

El 7 de noviembre de 2020, justo antes de las 11:30 a. m., Joe Biden fue declarado ganador. El mismo día, el jefe de campaña de Donald Trump asistió a una reunión con el presidente saliente. «Le dijimos cuál pensábamos que era su oportunidad de ganar en este punto (…), que probablemente había un 5 o 10 por ciento de posibilidades» de ganar, detalla Bill Steppin.

READ  Trágico accidente de helicóptero en Italia: siete muertos, incluidos turcos y libaneses

Stebbin dice que el presidente «se estaba enojando cada vez más». El comandante decide cambiar sus escuadrones para rodearse de las personas que lo apoyan en su cruzada.

El 19 de noviembre, este nuevo equipo legal realiza una conferencia de prensa muy desconcertante. Sidney Powell, uno de los abogados de Donald Trump, acusa a Venezuela, Cuba y los demócratas de orquestar una conspiración electoral.

Por su parte, Rudy Giuliani denunció el “telón de acero flagrante de la censura”. Bajo el calor de las luces, un líquido marrón, tinte para el cabello, comienza a gotear sobre sus sienes.

«Disparates»

Cuatro días después, el Fiscal General Bill Barr visitó la Casa Blanca. «Fue un poco vergonzoso», dijo el ministro en un video publicado por la comisión el lunes.

En varias ocasiones, dijo, los dos hombres examinaron juntos el presunto fraude electoral presentado por Donald Trump. “Tonterías”, según el ministro de Justicia, que dimitirá el 14 de diciembre.

El comité dijo que en el mes siguiente, Donald Trump y su séquito continuarían transmitiendo «estas mentiras» sobre el fraude electoral para la recaudación de fondos. Reveló que su equipo de campaña inundará a sus seguidores con docenas de correos electrónicos por día y recaudará $250 millones entre el día de las elecciones y el 6 de enero de 2021.

“La Gran Mentira también fue un gran fraude”, criticó Zoe Lofgren, quien es conocida por trabajar en la destitución de tres presidentes ante el Congreso: Richard Nixon, Bill Clinton… y Donald Trump.

El exinquilino de la Casa Blanca había vuelto a denunciar esta investigación parlamentaria, calificándola de «cacería de brujas», que, según él, «es una vergüenza para Estados Unidos».

READ  Vladimir Putin baja los precios del gas con una simple declaración

Durante las próximas cuatro audiencias, la llamada comisión «6 de enero» seguirá presentando sus hallazgos en el año de la investigación, poniendo a Donald Trump en el centro del «intento de golpe».

El fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland, quien confirmó que seguirán «todas las audiencias» de este comité, prometió el lunes que todos los representantes rendirán cuentas el 6 de enero de 2021, «cualquiera que sea su rango, ubicación y si estuvieron presentes o no» durante la toma del Capitolio.