Una visión de España’ celebra el legado de las pinturas del maestro posimpresionista de retratos, paisajes y escenas históricas infundidas con la resplandeciente luz mediterránea.

    Una visión de España’ celebra el legado de las pinturas del maestro posimpresionista de retratos, paisajes y escenas históricas infundidas con la resplandeciente luz mediterránea.

    Joaquín Sorolla nos invita a su vida familiar, retratando a sus tres hijos con elegancia desenfadada. Su hijo epónimo destila confianza y estatus social, vistiendo un traje gris con pantalones cortos y un cuello de camisa blanco brillante. El joven Joaquín (nacido en 1892) se encuentra a nuestra izquierda, con las manos en las manos y la mirada dirigida hacia el espectador. María, nacida en 1890, y Elena, nacida en 1895, a su derecha, vestidas de rojo, se inclinan a su derecha, simbolizando cercanía y consuelo mutuo. Su riqueza no socava su familiaridad.

    Sorolla (Joaquín Sorolla y Bastida) tiene una clara intención Mis hijos (1904) para ser compartido con un público más amplio, dando trabajo a varias exposiciones durante su vida (1863-1923). Un retrato magistral sugiere una reverencia Las Meninas (Las damas de honor) (1656) Diego Velázquez, artista destacado en la corte del rey Felipe IV de España y Portugal y el Siglo de Oro español. También atrae comparaciones. Hijas de Edward Darley Poit (882), amigo de Sorolla, el artista emigrado estadounidense John Singer Sargent. El escenario dramático deslumbra con un uso espectacular de la luz.

    La pintura consta de 146 ilustraciones. Sorolla: una visión de España, Una nueva y exuberante tapa dura de seda Azolin de Cristina Carrillo de Albornos, ex embajadora ante las Naciones Unidas y curadora de arte independiente para museos de todo el mundo. El viaje visual de 272 páginas nos adentra más en la vida y carrera artística de Sorolla, realzando su impacto duradero en la historia del arte.

    “La evolución artística durante el siglo XIX estuvo íntimamente ligada a los cambios políticos, sociales y económicos españoles de la época; Llevó al país a un siglo XX nuevo y moderno. En la Comunidad Valenciana, esta transición del siglo XIX al siglo XX estuvo marcada por importantes cambios económicos y sociales, a menudo como resultado, el sector del arte buscó romper con las tendencias pasadas y abrazar el nuevo movimiento del realismo. Escribe y comparte un contexto precioso. Sorolla seguirá siendo para siempre un postimpresionista inspirado por la industrialización y la crisis de la agricultura tradicional.Este gran cambio social transformó el mundo del arte de una manera sin precedentes y su capacidad para capturar momentos cotidianos, paisajes naturales y pinturas de la vida real, así como sociales y escenas históricas, lo convirtieron en una gran figura artística. Cambió. Sus pinceladas mágicas inundaron sus pinturas en los siglos XIX y XX. Sorolla ha dejado a cualquiera incrédulo para soñar con las cosas bellas de la vida. Es hora de celebrar al ‘maestro de la luz’.

    El tomo, publicado este mes, nos lleva por el viaje creativo único de Sorolla, desde sus primeros años en España hasta la finalización de la obra más importante de su vida. Asociación Hispana de Nueva York. Sus impactantes retratos, paisajes y obras monumentales que representan temas sociales e históricos se unen al mostrar la omnipresente luz del sol de su tierra natal.

    Sorolla a menudo trató de hacer que sus retratos parecieran naturales, evitando las poses formales en favor de capturar momentos íntimos. Clotilde y Elena en las Rocas, Zavia (1905) expresa la fluidez de Sorolla a través del paisaje y el retrato, la joven Elena, que ha disfrutado de su propia carrera como escultora y pintora española a principios del siglo XX, arrastra a su madre por la playa de la localidad costera de Javia (o Xàbia) . Comarca de la Marina Alta, Provincia de Alicante, Valencia, España, sobre el Mar Mediterráneo.

    Las aventuras abundan en las aguas abiertas de Zavia, donde encontramos impresionismo y luminismo y una celebración de la exuberancia juvenil. Barco Blanco, Javia (1905) Dos muchachos desnudos sostienen la proa de un simple bote, uno de ellos frente al espectador expresando alegría sin peligro. Tal vez disfrutaron de un día de natación. El reflejo del agua subraya su alegría y combina estilísticamente el agua, la figura y el carácter.

    Abrazamos la amplitud del trabajo de Sorolla y su universalidad en la Galería Vision of Spain de la Hispanic Society of America en Nueva York. Una serie monumental de 14 pinturas conocida como vista de españa Tiene aproximadamente 12 pies de alto y 200 pies de largo y comparte una rica narrativa de personas, tradiciones, trajes y costumbres de toda España.

    Cuando el fundador de la Hispanic Society, Archer Milton Huntington, encargó las pinturas en 1911 para una nueva galería en el lado oeste del edificio principal, Sorolla se había hecho muy conocido en los Estados Unidos tras las exitosas exposiciones itinerantes organizadas por la Sociedad en 1909. y 1911. Entre noviembre de 2007 y febrero de 2010 se restauraron 14 lienzos en 2006 y 2007 en preparación para exposiciones en Valencia, Sevilla, Málaga, Bilbao, Barcelona y Madrid.

    «Ha llevado su teoría de la pintura al límite y seguirá viviendo», dijo Archer en una cita extraída que aparece en el libro.

    En el prólogo del libro, Blanca Ponce-Sorolla subraya la influencia perdurable de su abuelo en la historia del arte y conmemora el 50 aniversario de su muerte.

    “Nadie, ni siquiera los detractores de Sorolla, dejaron de reconocer dos características esenciales de la obra del pintor: su dominio de la técnica y su capacidad para reflejar la luz del sol”, escribe Pons-Sorolla. “Sus lienzos están llenos de luz, la luz que existía en la época en que él pintaba. Creo que la luz del sol crea vida, belleza, alegría, interés y bienestar que es la causa del éxito de Sorolla en América, y es en gran parte responsable del convicción detrás de su arte.

    Sígueme Gorjeo O LinkedIn. controlar norte Sitio web.