Colombia se prepara para extraditar al narcotraficante Otonel a Estados Unidos

«Contra O’Templo hay una orden de extradición (a Estados Unidos) (…) que aún está pendiente», dijo el ministro de Defensa, Diego Molano, en una entrevista con el diario El Tiempo.

“Este es el camino para todos los que cometen delitos transnacionales”, agregó el ministro, al explicar que “casi el 30% del total” de la cocaína que salió del país “pertenece al clan Del Golfo”, la organización que dirige “Ottoniel”. .

Dairo Antonio Osuga, apodado «O’tonel», de 50 años, fue capturado durante una operación del ejército y la policía en las selvas del noroeste de Colombia, una operación en la que participaron unos 700 hombres respaldados por 18 helicópteros.

Al final de la jornada, sábado, fue trasladado a Bogotá en avión, donde fue trasladado a la comisaría de policía bajo fuertes medidas de seguridad.

Fue acusado formalmente por la justicia estadounidense en 2009 y, en particular, es objeto de un proceso de extradición ante un tribunal de Nueva York.

Estados Unidos y Colombia ofrecieron recompensas de más de $ 5 millones por información que conduzca a su arresto.

«Este es el mayor golpe al narcotráfico de este siglo, pero no nos detendremos ahí», dijo el presidente Evan Duque durante un homenaje a un policía muerto en el operativo contra O’Donnell.

«Aspiramos a la victoria»

“Apuntamos a más, y nos esforzamos por lograr la victoria sobre todos los objetivos de gran valor”, subrayó el mandatario desde una base militar en el municipio de Kariba (Noroeste).

Osuga provenía de una familia campesina en el noroeste de Colombia, y fue combatiente y paramilitar antes de encabezar una organización de narcotráfico de unos 1.600 hombres que está presente en casi 300 municipios, según el informe, un centro de estudios independiente de Endipaz.

Sucedió al frente del Clan del Golfo a su hermano Juan de Dios, conocido como «Giovanni», tras su muerte durante un enfrentamiento con la policía en 2012.

En 2017, Otoniel anunció su intención de llegar a un acuerdo para acudir a la justicia. El gobierno respondió desplegando al menos 1.000 soldados para perseguirlo por el bosque.

En Kariba, el presidente Duque aprovechó la oportunidad para dirigirse a dos hombres que podrían suceder bajo seudónimos al líder de la pandilla arrestado.

“Ya se pronunció la última frase del Clan del Golfo y por eso ‘Chiquito Malo’ y ‘Siopas’ (…) el mensaje que se les envía es claro: O se rinden o nos vamos por ti ‘para, ‘» él dijo.

El gobierno acusa a otros grupos armados como el Ejército de Liberación Nacional (ELN), la última guerra de guerrillas activa del país, y a los desertores de las FARC, que depusieron las armas tras el proceso de paz de 2016, de financiarse con el producto de la droga. Tráfico y minería ilegal.

La caída de Otoniel marca el mayor éxito del gobierno del primer ministro en la lucha contra el crimen organizado en el mayor exportador de cocaína del mundo.

Durante las cinco décadas de la guerra contra las drogas respaldada por Estados Unidos, Colombia ha matado o arrestado a varios narcotraficantes, incluido Pablo Escobar, quien fue asesinado a tiros por las fuerzas del orden público en 1993. Sin embargo, el país sigue siendo un importante productor. La cocaína mundial es Estados Unidos, el mayor comprador.

READ  Ursula von der Leyen anuncia: "los estadounidenses vacunados podrán viajar a la Unión Europea este verano" | Pandemia de coronavirus