El conflicto israelo-palestino sigue estancado tras la nueva reunión de la ONU

LaEl domingo, el Consejo de Seguridad de la ONU se reunió abiertamente para una tercera sesión de emergencia sobre el conflicto israelo-palestino en el plazo de una semana, sin que en esta etapa adopte una declaración conjunta o propuestas que permitan una rápida conclusión del cese de hostilidades.

La sesión virtual resultó en discursos recíprocos de palestinos e israelíes.


El ministro de Relaciones Exteriores palestino, Riyad Al-Maliki, acusó a Israel de cometer “crímenes de guerra”, denunciando la “agresión” del estado judío contra el “pueblo palestino” y sus “santidades”.

El embajador de Israel en Estados Unidos y Naciones Unidas, Gilad Erdan, respondió: “Hamas ha optado por acelerar las tensiones, como excusa, para iniciar esta guerra”, que fue “premeditada”.

Un diplomático israelí insta al Consejo de Seguridad a condenar el “lanzamiento indiscriminado de cohetes”, mientras que el ministro palestino insta a la Autoridad Palestina a “actuar” para detener el ataque israelí, preguntándose cuántos palestinos muertos estarán expuestos al “escándalo”.

Paralelamente a la reunión, los quince miembros del Consejo de Seguridad continuaron las negociaciones sobre un texto común destinado a pedir el fin de las hostilidades y reafirmar el proyecto de solución con dos estados conviviendo, Israel y Palestina, sobre la base de las decisiones ya tomadas. adoptada por las Naciones Unidas.

Pero según varios diplomáticos entrevistados por Agence France-Presse, Estados Unidos, en una posición que muchos de sus aliados ven como incomprensible, continuó el domingo rechazando cualquier declaración conjunta. Hace una semana, Washington, de forma aislada, rechazó dos textos propuestos por tres concejales: Noruega, Túnez y China.

READ  Actualización de la epidemia en el mundo el domingo 16 de mayo

‘Ciclo del terror loco’

“Es un poco extraño si se piensa en la expectativa que todos teníamos de que los estadounidenses regresaran a la diplomacia multilateral”, señala un embajador, que solicitó el anonimato. Y añade: “También creíamos que Estados Unidos estaría dispuesto a mostrar la importancia del Consejo de Seguridad en tales casos”.

El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, lamentó las “obstrucciones” de Estados Unidos para aprobar una declaración.

Expresó su pesar que “el Consejo de Seguridad tiene que tomar medidas” y “por la obstrucción de un país”, “no pudo hablar con una sola voz” al pedirle a Washington que “asuma sus responsabilidades” en Naciones Unidas.

Las dos primeras sesiones de emergencia del Consejo de Seguridad se realizaron a puerta cerrada, y Estados Unidos, que prefirió esperar hasta el martes, no quiso realizar una reunión el domingo. Su embajadora ante las Naciones Unidas, Linda Thomas Greenfield, se contentó con pedir el fin del “ciclo de violencia”, afirmando que su país “trabaja incansablemente por el fin de las hostilidades” y la “paz duradera”.

En la apertura de la sesión, el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, advirtió al Consejo de Seguridad del peligro de una “crisis de seguridad y humanitaria incontrolable” en la región si no se imponía rápidamente el alto el fuego. Insistió en que “este loco episodio de derramamiento de sangre, terror y destrucción debe terminar de inmediato”.

Un llamamiento que fue ampliamente compartido por muchos países que optaron por incluir un ministro en la sesión del domingo, desde Rusia hasta Túnez, pasando por Noruega o Irlanda, para determinar su participación diplomática en el conflicto.

READ  Se espera que las vacunas Pfizer y Moderna sigan siendo eficaces contra la variante india

Níger exigió, en la voz de su embajador, Abdou Abari, hacer que “los palestinos reconozcan los mismos derechos” que se otorgan a Israel, especialmente el derecho a “defenderse”.