El PSOE y Junts buscarán una salida creativa para salvar la ley de amnistía

El PSOE y Junts acuerdan cambiar la mecánica de sus conversaciones después de una negociación previa complicada. En una videoconferencia el 29 de enero, representantes de ambos partidos discuten la ley de amnistía. Junts exige incluir delitos de terrorismo y traición en la amnistía para evitar ser imputados. El PSOE teme que una enmienda con estos delitos pueda ser considerada inconstitucional y desencadenar un fallo negativo de los tribunales.

Ambos partidos se mantienen firmes en sus posturas y la ley es rechazada por Junts. La figura del juez García-Castellón de la Audiencia Nacional es clave en el conflicto. Pedro Sánchez intenta tranquilizar a Junts asegurando que los independentistas no son terroristas. Los socialistas intentan convencer a Junts de mantenerse firmes y confiar en que la instrucción de García-Castellón no prosperará.

El liderazgo de Puigdemont en Junts está siendo presionado desde el mundo independentista y ERC. El abogado de Puigdemont, Gonzalo Boye, tiene influencia en la estrategia de negociación y defiende la eliminación de los delitos de terrorismo de la ley. Hay contactos entre el PSOE y Junts para negociar, pero aún no hay acuerdos.

Sánchez y su equipo están dispuestos a seguir adelante con la legislatura incluso sin Junts. El objetivo político es desarrollar el aparato legislativo aprobado en los años anteriores. La Moncloa busca un acuerdo con Junts para aprobar la ley de amnistía y consolidar la legislatura, pero no ven esto como una cuestión de vida o muerte para el Gobierno.

Translation:

El PSOE y Junts acuerdan cambiar la mecánica de sus conversaciones después de una negociación previa complicada. En una videoconferencia el 29 de enero, representantes de ambos partidos discuten la ley de amnistía. Junts exige incluir delitos de terrorismo y traición en la amnistía para evitar ser imputados. El PSOE teme que una enmienda con estos delitos pueda ser considerada inconstitucional y desencadenar un fallo negativo de los tribunales.

READ  Detención de octogenario por inutilizar un helicóptero apagafuegos en Tenerife mientras reponía agua - Vinoturismorioja

Ambos partidos se mantienen firmes en sus posturas y la ley es rechazada por Junts. La figura del juez García-Castellón de la Audiencia Nacional es clave en el conflicto. Pedro Sánchez intenta tranquilizar a Junts asegurando que los independentistas no son terroristas. Los socialistas intentan convencer a Junts de mantenerse firmes y confiar en que la instrucción de García-Castellón no prosperará.

El liderazgo de Puigdemont en Junts está siendo presionado desde el mundo independentista y ERC. El abogado de Puigdemont, Gonzalo Boye, tiene influencia en la estrategia de negociación y defiende la eliminación de los delitos de terrorismo de la ley. Hay contactos entre el PSOE y Junts para negociar, pero aún no hay acuerdos.

Sánchez y su equipo están dispuestos a seguir adelante con la legislatura incluso sin Junts. El objetivo político es desarrollar el aparato legislativo aprobado en los años anteriores. La Moncloa busca un acuerdo con Junts para aprobar la ley de amnistía y consolidar la legislatura, pero no ven esto como una cuestión de vida o muerte para el Gobierno.