Gestión de las vacunas Covit-19 durante una sobredosis: ¿Qué están haciendo las regiones de España para evitar los residuos? Comunidad

Cada dosis de la vacuna Govt-19 desperdiciada representa un pequeño fallo al que más de la mitad de la población mundial aún no ha recibido una oportunidad. El error de caducidad de más de 69.000 agujas en Cataluña esta semana, el resto del país consultado por EL PAÍs, asegura que no son culpables (respondieron todas las comunidades autónomas excepto Galicia y País Vasco). La caída de la demanda en España -más del 76% de la población está ahora completamente vacunada- significa que el proceso de planificación debe calcularse con más cuidado que nunca, ya que el proceso de desparasitación y mantenimiento de las vacunas es lo suficientemente flexible. Una dosis de distancia.

Hay dos procesos principales mediante los cuales se puede ver que se pierden los niveles de vacuna. Una es eliminar el exceso de inyecciones y enviarlas al refrigerador por más de 30 días. Eso es lo que pasó en Cataluña. Otra es que caducan cuando se congelan, seis o siete meses después de la producción, para las vacunas Pfizer-Bioendech y Moderna, respectivamente. Ambas vacunas se utilizan actualmente en España y ambas se envían a España en forma ultracongelada.

Cerca de 36.000 dosis caducan el 31 de octubre en Andalucía

El Ministerio de Salud está reduciendo la demanda de vacunas para que estas dosis congeladas no caduquen. Una vez que las regiones tuvieron suficientes botellas para satisfacer sus necesidades, el gobierno retrasó los envíos de Pfizer el 13 de septiembre para evitar el hacinamiento. Para la siguiente entrega, que llegó una semana después, el ministerio solo ordenó más de medio millón, menos de la mitad de lo que había recibido. Algunas regiones hacen lo mismo cuando calculan más de lo que necesitan: el ministerio exige que los suministros disminuyan.

READ  España DIEZ Suena la alarma en diferentes tipos de covid - Europa lo respira | Mundo | Noticias

Gracias a este enfoque, la mayoría de las vacunas almacenadas en las regiones aún tienen semanas o meses para caducar. De las zonas que respondieron a EL PAÍs, la zona más cercana a la fecha de caducidad fue Andalucía. Aproximadamente 36.000 dosis caducan si no se administran antes del 31 de octubre. Este mes se pagan alrededor de 20.000 dosis por día, lo que significa que hay tiempo suficiente para utilizar estas reservas.

Lo ocurrido en Cataluña se debió a un error de cálculo, que provocó que se retiraran más vacunas de las necesarias. Esto fue evitado por otras regiones que ajustaron sus necesidades en base a los requerimientos semanales o diarios para evitar almacenar por más de 30 días a temperaturas de 2 a 8ºC. Rosa Sancho, vicepresidenta de la Asociación Nacional de Enfermería y Vacunas (Anenvac), describe lo ocurrido en Cataluña como un hecho aislado. “Generalmente, sin establecer primero cuántas vacunas se realizarán, el proceso de eliminación no progresará”.

Muchas regiones han abierto centros de vacunación móviles donde no se requiere cita, lo que requiere mejoras adicionales.

Sin embargo, las perspectivas han cambiado en las últimas semanas y ahora es muy difícil hacer este cálculo. “Ya no podemos esperar a que haya más población”, explica Sancho. “Era fácil hasta ahora, porque había citas para todos y la gente estaba muy interesada, es decir, había mínimos errores.

Muchas regiones han abierto centros de vacunación móviles donde no se requiere cita, lo que requiere más mejoras. Begona Riro, coordinadora del programa de vacunación en Canarias, explica que esto conlleva un control total sobre los volúmenes en las islas y sus fechas de caducidad. Observamos el cronograma de personas con citas y los datos aproximados de los pacientes que reciben la dosis y la posibilidad de que las personas vengan sin ellos. Luego hacemos un estimado, eliminamos las vacunas poco a poco y monitoreamos cuidadosamente las fechas de vencimiento ”, explica Ryro.

READ  El gas natural de EE. UU. Está `` fuera de carrera '' debido a la sólida demanda de GNL, la demanda de México y la ética del productor

Cuando las balanzas estaban próximas a caducar, se trasladaban entre islas para evitar en lo posible pérdidas, aunque reconoció que actualizar las balanzas en estos días es muy “complicado”.

Cataluña ha almacenado botellas caducadas si decide que el pfizer durará otros 30 días en refrigeración. Un portavoz de la empresa dijo que aún se estaban recopilando datos sobre la estabilidad de la vacuna, pero que ahora las indicaciones para el almacenamiento están en el folleto técnico, que estará refrigerado durante un mes.

Qué hacer con viales abiertos

La tercera posibilidad de desperdicio es que una vez que se abre un vial, que contiene seis dosis en el caso de Pfizer, no hay suficientes personas para administrar la vacuna. Un ejemplo es donde se vacunan 25 personas. Se requerirán cinco viales, pero solo se usarán para una toma al final y las cinco restantes. Estos no se pueden guardar para otro día y deben pagarse a intervalos de algunas horas.

Ana Aristeki, quien trabaja en el programa de vacunación de Navarra, dijo que han estado haciendo listas desde que comenzó el proceso para que puedan llamar a las personas al día siguiente para que no se pierdan ni una sola dosis. “Hicimos esto bien”, explica. “Siempre es irregular, porque ahora las citas no son frecuentes y hay muy pocos para vacunarnos. Ahora que hemos comenzado de nuevo con residencias de ancianos y la tercera dosis, tenemos nuevos horarios para no desperdiciar esas vacunas de viales abiertos, ” él añade.

Un equipo de expertos que asesora al gobierno español sobre el programa de vacunas está revisando cada semana la evidencia científica sobre estos escenarios adicionales para nuevos grupos. Un portavoz del Ministerio de Salud explicó que los candidatos elegibles para la dosis adicional podrían extenderse. En este momento, se les reconoce como residentes de hogares de ancianos, el sistema inmunológico oprimido y los pacientes con cáncer. Para estos colectivos se utilizarán más de cinco millones de dosis que actualmente almacena España, y más de 12 millones que aún no han completado el proceso de vacunación. Más del 76% de los españoles cuenta ya con la protección total que brindan las vacunas, pero aumentar este porcentaje es cada vez más difícil.

READ  El líder del frente Policario envió la citación a un tribunal español

El excedente de vacunas de España impulsa al país a aumentar las donaciones a los países en desarrollo. El primer ministro Pedro Sánchez anunció este miércoles en Naciones Unidas que el país enviará 30 millones de visitas a los más necesitados. Estas no son, en principio, sobras almacenadas, sino que las compras de los países farmacéuticos se enviarán directamente a su destino. “Si bien se espera que expiren, el panel asesor de vacunas tendrá que decidir cómo proceder”, explicó un portavoz del Ministerio de Salud, y agregó que esta no es la situación actual en España.

versión inglesa Simon Hunter.