Iglesia en España expresa su deseo de ‘brillar la verdad’ en los casos de abuso clerical | Registro Católico Nacional

Al abordar los 506 casos de abuso clerical registrados en la Conferencia Episcopal Española, el obispo Luis Argello, portavoz de la conferencia, expresó el deseo de la Iglesia de que «brille la verdad» y que miles de trabajadores de la iglesia hagan su parte para indemnizar a las víctimas. . No vivas bajo una injusta “sospecha permanente”.

El Secretario General de la Conferencia, Monseñor Argello, informó sobre los avances de la 258ª reunión de la Comisión de la Conferencia sobre Abuso Sexual, y los avances de la Iglesia en España en la prevención y lucha contra el abuso sexual.

“Toda iniciativa que permite quitar, encarar y acabar con la máscara de abuso en la comunidad y en la Iglesia siempre ha contado con el apoyo de la Iglesia y de la comunidad cristiana”, dijo el arzobispo.

Señaló que la iglesia en España, que comenzó hace dos años, ha abierto 202 oficinas en diócesis y denominaciones para recibir e investigar denuncias de «abuso por parte de algunos miembros de la iglesia».

Dijo que las oficinas también reciben «reportes de abusos pasados» y cuando se conocen abusos actuales, hay «protocolos e instrucciones inmediatas para reportar estas denuncias a las autoridades civiles, especialmente en casos que involucran el siglo XXI».

La iniciativa les ha “permitido conocer de primera mano el drama de las 506 personas que hemos dado, donado y queremos reconocer y compensar en el futuro”, dijo monseñor Argello.

El vocero dijo que las oficinas fueron creadas para prevenir el abuso de menores y para recibir a las víctimas.

“También son los encargados de establecer protocolos de actuación y formación para la protección y protección de los niños frente al maltrato”, añadió.

READ  Houston Dynamo México compra al internacional Héctor Herrera del Atlético de Madrid

El presidente dijo que tienen 60 oficinas diocesanas e intermedias porque «algunas de las 70 diócesis están agrupadas en provincias de la iglesia».

Explicó que las oficinas provisionales eran “un lugar de acogida, un correo electrónico, una dirección en cada una de las 70 diócesis”.

También señaló que se han abierto 142 oficinas en 121 congregaciones religiosas del país.

Monseñor Argello dijo en las oficinas que «se han recibido informaciones o denuncias sobre 506 casos de abusos», incluidas las obtenidas recientemente a partir de un documento facilitado por el diario El Bais. Agregó que algunos de los 251 casos reportados por los medios españoles «ya fueron recibidos en las oficinas, otros no recibidos».

El secretario general de la Conferencia Episcopal dijo que «algunos de estos casos ya se conocen, otros «pasaron por los departamentos civiles y canónicos» y «otros han sido aprobados recientemente a partir de denuncias presentadas en oficinas u oficinas de medios».

«Los casos se están investigando en las oficinas sin importar las limitaciones o la muerte de los acusados», dijo y agregó que «de estos 506 casos, 103 ya han muerto». De igual forma, el 300 “es la causa de denuncias que se dieron hace 30 años”, dijo.

Sin embargo, subrayó que se están investigando todos los casos que ingresan, incluso aquellos que ya están «civilizados y canónicamente inactivos» porque el propósito es «conocer las circunstancias de lo sucedido».

“Las denuncias se refieren al clero, al clero, al clero diocesano, al clero, a la religión no designada, a los llamados ‘hermanos’ popularmente conocidos como religión, y a los laicos que tienen algún trabajo o labor en la Iglesia”, él dijo.

READ  Informe: la selección absoluta femenina de México jugará contra España en abril

Finalmente, señaló que “la Iglesia se compromete a desarrollar prácticas formativas que eviten que esta situación se presente y se presente en el futuro”. Indigno».

Hizo hincapié en que la carta no era una señal de una investigación antimonopolio formal sobre las acusaciones, sino más bien una señal de una investigación antimonopolio formal sobre las acusaciones.

“Queremos que se revele la verdad para que no haya pastores disfrazados de corderos”, dijo.

“Pero las decenas de miles de personas que han dado su vida en la educación, la enseñanza y la obra misionera durante tantas décadas no están en permanente duda, no se puede decir porque es una obviedad. Injusto, la iglesia es un lugar inseguro para los niños, adolescentes y jóvenes”, dijo un portavoz de la Conferencia Episcopal Española.