La DGT española invierte 17,5 millones de euros para instalar 270 nuevos dispositivos de control de velocidad

Se instalarán 270 nuevos dispositivos de control de velocidad adicionales en el sistema de carreteras español Dirección General de Transportes (DGT) con un coste de 17,5 millones de euros.

Publicado en el Boletín Oficial de España (BOE). Dirección General de Transporte (DGT) prevé invertir más de 17,5 millones de euros en 270 nuevos puntos de control de velocidad en los sistemas viarios de España. Serán 150 en total. Dispositivos de radar fijos o segmentarios.

En concreto, durante un periodo de tres años, la DGT pretende instalar 90 nuevos radares de velocidad segmentados en dos puntos concretos de una carretera. Otros 60 radares fijos se colocarán en ubicaciones seleccionadas y 120 cabinas se montarán en postes.

Estos radares se sumarán a los 780 dispositivos fijos de control de velocidad (de los cuales 92 unidades) ya en funcionamiento en todo el país, así como a los 545 móviles, para un total de 1.325.

El anuncio de licitación para el suministro e instalación de estos nuevos radares publicado en el BOE indica que el contrato se divide en dos lotes.

Uno, las carreteras pertenecientes a los centros de gestión del tráfico en el Área Centro, Noroeste-Cantábrico y Región Norte; la otra al Suroeste, Sudeste, Levante, Pirineos-Valle del Ebro y Baleares.

Especificaciones administrativas del contrato medios de servicio El acceso estaba disponible, especificando que cada una de estas ubicaciones requería 120 salas para radares fijos, velocímetros de 90 segmentos y una empresa contratada para 45 radares fijos.

También tienen que proporcionar varios elementos que incluyen instalaciones eléctricas, carteles verticales, equipos de comunicación y equipos de videovigilancia.

El 80 por ciento de los nuevos radares se instalarán en las carreteras típicas con mayor número de accidentes de tráfico en España. El 20 por ciento restante será en autopistas y autovías. Se trata de porcentajes aproximados, según la DGT: “para que sirvan de guía a la política de seguridad vial a la hora de decidirse por un lugar determinado”.

En última instancia, será la DGT la que decida dónde debe instalarse cada velocímetro. «La implementación de estos sistemas nos permitirá ampliar el alcance del control de velocidad y continuar nuestro trabajo para mejorar la seguridad vial», dijo el Departamento de Transporte.

Los cinemetros fijos o veloclasers permiten capturar y registrar la velocidad instantanea de los vehiculos en movimiento en ambas direcciones de rotacion. Operan con el ‘efecto Doppler’, que consiste en transmitir continuamente una señal de microondas que se desvía en frecuencia de la transmitida originalmente.

De esa desviación, se deriva la velocidad. Se instalarán dentro de las cámaras en los postes y funcionarán de forma independiente sin operador. Estas cámaras constan de un contenedor con un solo marco y una placa con varias alternativas que permiten la instalación de diferentes modelos de cinemetros homologados.

En cuanto a los radares segmentarios, son dispositivos para medir la velocidad media de los vehículos en la carretera. Consta de cámaras que toman fotografías de forma continua y una unidad de control que procesa estas fotografías en busca de la matrícula.

Una vez que se detecta la coincidencia de la placa, se ahorra el tiempo necesario para capturar la imagen. Compara la información recibida de otros dispositivos y si encuentra la misma matrícula en las detecciones de esos dispositivos, calcula el tiempo transcurrido entre detecciones y calcula la velocidad del vehículo conociendo la distancia entre los dispositivos. .

Los cinemómetros están instalados en el poste base de un sistema de energía autónomo. El sistema estará compuesto por al menos dos dispositivos de lectura situados en dos puntos distintos de la misma vía e interconectados.

Si la velocidad del vehículo supera la velocidad configurada en el radar, se iniciará el proceso de gestión de infracciones, considerando que el vehículo está delinquiendo.

El sistema debe permitir almacenar una lista de matrículas especificando el tipo de vehículo (camión, autobús, varios tipos de coches, híbrido descapotable, furgoneta, etc.). Estas listas se actualizan periódicamente con datos del registro de vehículos de la DGT. Esto permitirá hacer coincidir cada vehículo con su límite de velocidad asociado según lo establecido en el Reglamento General de Circulación. noticiasde.es.

_________________________________________________________

Gracias por tomarse el tiempo para leer este artículo. Recuerda volver y comprobar Noticias semanales del euro Sitio web para todas tus últimas noticias locales e internacionales y recuerda, puedes seguirnos Facebook Y Instagram.

READ  La mejor liga de fútbol de España para vender participación mayoritaria en división técnica