Llega la primera vacuna contra el virus sincitial para embarazadas y mayores de 60 años

Se ha desarrollado una nueva vacuna contra el virus respiratorio sincitial (VRS) que ya está disponible para embarazadas y personas mayores de 60 años. Esta vacuna, llamada Abrysvo, se inyecta en el músculo del brazo y está indicada para embarazadas entre las semanas 24 y 36. Además de proteger a la madre, también protege al bebé hasta los 6 meses de edad.

Por el momento, la vacuna está financiada para las mujeres embarazadas, pero los mayores de 60 años pueden adquirirla con receta médica por 234,95 euros. Sin embargo, se espera que en el futuro la vacuna también sea financiada para este grupo vulnerable, ya que el VRS causa numerosas hospitalizaciones y muertes en personas mayores.

En España, se estima que las infecciones por VRS causan entre 7.000 y 14.000 hospitalizaciones anuales y pueden tener secuelas a largo plazo, como síntomas similares al asma en los primeros años de vida. Por eso, vacunar a las mujeres embarazadas es crucial para proteger tanto a ellas como a sus hijos, ya que los anticuerpos generados se transmiten al feto a través de la placenta.

Además, el VRS también afecta a los adultos mayores de 65 años y se asocia con una alta mortalidad intrahospitalaria. A pesar de esto, hay un subdiagnóstico en este grupo y su protección contra enfermedades respiratorias es esencial. La vacuna Abrysvo no evita la infección por VRS, pero reduce las hospitalizaciones y muertes relacionadas con el virus.

Es importante destacar que la vacuna puede administrarse junto con la vacuna de la gripe estacional. Los efectos adversos más comunes incluyen dolor en la zona de la inyección, dolor de cabeza y náuseas en mujeres embarazadas, y fatiga y mialgia en adultos mayores.

READ  Esta es la edad a partir de la cual nuestro cuerpo desprende olor a anciano - Vinoturismorioja

Pfizer, la compañía farmacéutica encargada de la vacuna, ha iniciado ensayos clínicos adicionales para evaluar su eficacia en niños con mayor riesgo de contraer la enfermedad por VRS, así como en adultos con afecciones médicas subyacentes y en adultos inmunodeprimidos. Esta vacuna representa un avance importante en la prevención de enfermedades respiratorias y podría salvar muchas vidas en el futuro.