Marlaska afirma que no tiene constancia de vínculos entre el independentismo catalán y Rusia – Vinoturismorioja

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha afirmado que no tiene constancia de relaciones entre el independentismo catalán y Rusia. Esta declaración surge en respuesta a la solicitud del Parlamento Europeo a España para investigar posibles vínculos entre Carles Puigdemont y Rusia en el contexto del ‘procés’.

Marlaska ha destacado que la responsabilidad de llevar a cabo la investigación recae en los órganos judiciales y la Fiscalía. Según el ministro del Interior, España investiga todo aquello que debe ser investigado y se denuncia.

En este sentido, se pide que se deje que los órganos competentes determinen los hechos relacionados con el independentismo catalán y Rusia. Marlaska invita a la reflexión para evitar conflictos entre los poderes Judicial y Legislativo por la ley de amnistía.

Es importante destacar la importancia de que cada uno sea consciente de su papel y función para proteger la democracia y el Estado de Derecho. El ministro hace referencia a su experiencia como juez en causas terroristas, señalando que es consciente de lo que realmente constituye terrorismo.

Sin embargo, el ministro del Interior no se ha pronunciado sobre la investigación que se lleva a cabo contra Carles Puigdemont por terrorismo en el caso de ‘Tsunami Democràtic’.

En conclusión, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha afirmado que no tiene constancia de relaciones entre el independentismo catalán y Rusia. Destaca que la responsabilidad de llevar a cabo la investigación recae en los órganos judiciales y la Fiscalía. Además, se hace un llamado a la reflexión para evitar conflictos entre los poderes Judicial y Legislativo por la ley de amnistía. Se recalca la importancia de proteger la democracia y el Estado de Derecho, y se hace referencia a la experiencia del ministro como juez en causas terroristas. Sin embargo, no se ha pronunciado sobre la investigación de Puigdemont por terrorismo en el caso de ‘Tsunami Democràtic’.

READ  Cuando Ayuso despertó, Sánchez seguía allí