Mercedes GLB 200d: diésel para familias grandes (ricas)