Nuevo nivel de la Ciudad de México: un paraíso para los skaters

CIUDAD DE MÉXICO – Hace un año, Carolina Aldamirano dejó su hogar en Oaxaca, México, donde había estado patinando durante nueve años, en busca de oportunidades para desarrollar su carrera en el skateboarding.

En años pasados, esto podría haber significado mudarse a Los Ángeles, Nueva York o Barcelona, ​​España. En cambio, Altamirano se mudó a la Ciudad de México.

“Hay muchos parques de patinaje y todavía se están construyendo”, dijo sobre la ciudad, que se ha convertido rápidamente en un lugar internacional para el deporte y una incubadora para una lista impresionante de atletas cuando florece la escena del patineta. «La comunidad del skate es fuerte aquí. Si ves a alguien que no conoces con una patineta, te saludará.

Entre ellos se encuentra Itel Granados, uno de los skaters más altos del país y una celebridad local en los skateparks de la Ciudad de México. En noviembre, Granados, de 20 años, terminó segunda en la competencia callejera femenina de los Junior Bon American Games. Antes de eso, terminó tercero en la prestigiosa competencia de skateboarding Exposure. Espera clasificarse para los Juegos Olímpicos de París 2024 y estar en el skate por segunda vez.

Cuando Granados empezó a patinar, no había escuelas de skate en la zona. Ahora, ella está en buena compañía. Las escuelas de skate dirigidas por mujeres Mujeres en Patineta (Mujeres en Patinetas) están surgiendo en la ciudad, ofreciendo clases para todas las edades de bajos ingresos.

“La escena del skateboarding se centra en la Ciudad de México, que tiene algunos de los mejores skate parks de nuestro país”, dijo Mariana Muñoz, directora de Mujeres en Patineta. “La transparencia social aquí y el movimiento de mujeres han permitido que el skate femenino crezca como nunca antes”.

READ  Un hombre de Dublín en la unidad de cuidados intensivos en México recibió un golpe en la cabeza en un accidente mientras se creaba una página de recaudación de fondos.

El nuevo estatus de la ciudad como paraíso del skateboarding apenas ha ganado. Olga Aguilar, quien ha estado documentando la escena del skateboarding en la Ciudad de México desde la década de 1980, dijo que el acceso fue una barrera temprana. “El primer problema fue que la patineta era difícil de encontrar”, dijo. «No hay una tienda de skate. Si sabes que alguien va a los Estados Unidos, le das dinero para que pueda traerlo de vuelta. Era caro en ese momento».

Para las mujeres, andar en patineta también es un estigma que Aquila y otros han eliminado lentamente. El juego fue visto naturalmente como masculino, por lo que fue frustrante para las mujeres participar, dijo.

“Tuvimos que cubrir la patineta porque nuestra mamá no quería que patináramos”, dijo Aguilar. «Simplemente vino a nuestro conocimiento entonces. No había lugares para ir y aprender a fines de la década de 1970. Debería estar en la calle.

El gobierno mexicano comenzó a crear parques de patinaje en la década de 1980 en un esfuerzo por recuperar los espacios públicos, y la ola cambió en las décadas siguientes. La escena es cada vez más diversa.

“La situación cambió cuando estuvo disponible y se abrieron las tiendas de patinetas. Hoy en día, todos tienen acceso a una patineta y no se ve como antes”, dijo Aguilar.

El año pasado, el patinador mexicano Óscar Mesa Regresó a la Ciudad de México después de pasar la mayor parte de su vida adulta patinando profesionalmente en Los Ángeles. “La ciudad ofrece una nueva generación de personas que realmente disfrutan del skate. En cierto modo sentí que me estaba perdiendo.

READ  ¿Seguirán las pensiones irlandesas en línea con los precios españoles?

De joven en Los Ángeles, Mesa sintió cierta incomodidad por ser un skater mexicano. «Pensaron que éramos raros. Es como si estuvieras jugando un juego de niños blancos. Pero a medida que crecía, vio que el juego se adaptaba y crecía en su comunidad». Ahora es como si no fueras genial si no patinas. , «él dijo.

La arquitectura y los estilos arquitectónicos únicos en la Ciudad de México hacen que el paisaje de la patineta sea emocionante, sin embargo, como en otros lugares, dijo Misa, a veces intervienen la policía y los guardias de seguridad.

“En Los Ángeles, vas a un lugar donde las manijas son del mismo tamaño. Todo está muy organizado. No es aquí », dijo.

A medida que crece la escena del skateboarding en la Ciudad de México, también crece el interés internacional. Se ha convertido en un destino de viaje para entusiastas del monopatín, atletas profesionales y patrocinadores. En 2014, Nike Skateboarding, en alianza con el gobierno mexicano, creó el skate park de inspiración azteca para promover el acceso de jóvenes skaters en la ciudad. A principios de diciembre, Vance construyó un parque de patinaje principal y un lugar para eventos en los suburbios mexicanos de la Ciudad de México.

A pesar de marcar el ritmo el año pasado, los Granados siguen en cabeza. El verano pasado, en la fase de clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio en Roma, se cayó y perdió su oportunidad. «Me golpeé la cabeza», dijo. «Tres médicos me dijeron: ‘No puedes competir. No puedes hacer esto’. Eso fue todo».

READ  ¿Cómo reclamar la indemnización por fallecimiento en un accidente de tráfico?

El contratiempo no la detuvo. Está avanzando rápidamente con el desarrollo de su deporte en la Ciudad de México, donde el interés de la industria y el apoyo del gobierno van en aumento más allá de los esfuerzos de base. Granados espera patinar en los próximos años, hasta entonces, dijo: «Me rompí las rodillas, realmente no puedo más. Hasta entonces seguiré resbalando».

Habrá más lugares para entrenarla junto con la creciente comunidad de patinadores como Altamirano.

“Me gusta”, dijo Granados sobre el entrenamiento en México. “Tiene parques para patinadores de iniciación y niveles intermedios y avanzados. Creo que eso es lo que hace que el Skate Park sea perfecto, ¿no? Cuando es para todos.