Pandilla de narcotraficantes detrás del ataque que mató a feministas en el norte de México

Las autoridades en el norte de México dicen que una banda de narcotraficantes estaba detrás de un tiroteo frente a un ayuntamiento que mató a una activista y guardaespaldas.

CIUDAD DE MÉXICO – Las autoridades en el norte de México dijeron el domingo que una banda de narcotraficantes estaba detrás de un tiroteo en un ayuntamiento que mató a una activista y guardaespaldas.

Un atacante murió el jueves en un tiroteo frente a un ayuntamiento en Quimas, en el estado fronterizo norteño de Sonora. Murió cuando la policía respondió al fuego.

La fiscal Claudia Contreras agregó que al menos una granada fue utilizada en el ataque, pero parece haber impactado contra un automóvil.

Controras dijo que el objetivo previsto era el jefe de policía de Guimas en base a las amenazas que recibió.

Pero una de las guardaespaldas del líder fallecido fue Lucero Marisol, quien participó en un mitin en el Ayuntamiento con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

El jueves se llevaron a cabo manifestaciones y manifestaciones en todo el mundo para conmemorar el día, pero las mujeres en Quimas parecen haber sido atacadas cuando se reunieron con el alcalde de la ciudad y el jefe de policía.

«Este ataque no está dirigido a una manifestación feminista», dijo Contreras.

Dijo que el atacante fue identificado póstumamente como un limpiador de ventanas de 49 años.

READ  Ronda de clasificación para la Euro sub-21 de 2023: finales Alemania, España, Bélgica | menores de 21 años

«El tirador … fue reclutado por un grupo criminal porque tenía problemas de adicción», dijo Contreras.

Dos empleados de la oficina de prensa de la ciudad y otro guardaespaldas resultaron heridos en el ataque.

El tiroteo se produce un día después de que funcionarios estatales dijeron que habían descubierto 14 tumbas secretas cerca de Miguel Alemán, al norte del pueblo de Quimas.

Los fiscales dicen que había huesos en las tumbas, algunos cuerpos quemados y mutilados, pero aún no se pudo determinar el número de víctimas.

Sonora ha sido escenario de peleas de narcotraficantes que se cree involucran a bandas afiliadas a las facciones de Sinaloa Cardinal, asociados de Jalisco Cardinal y el narcotraficante fugitivo Rafael Caro Quintero.