Petróleo: la OPEP + sigue abriendo sus puertas a pesar de la amenaza de Omicron.

Trece productores de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus diez aliados a través del acuerdo OPEP + decidieron el 2 de diciembre continuar con su política de aumentar gradualmente la producción a pesar de las preocupaciones sobre la fórmula Omicron. Este anuncio sorprendió al mercado y provocó una nueva caída de los precios. En un comunicado de prensa emitido al final de la cumbre de videoconferencia, la organización anunció que el grupo «ajusta la producción mensual global en 400.000 barriles por día hacia arriba en enero», como lo ha hecho en todos los meses desde mayo de 2021. Al contrario, los analistas esperaban Una producción congelada por parte del club liderado por Arabia Saudita y Rusia. La nueva alternativa al Covid-19 ya se perfila como una amenaza para la demanda de crudo y ha animado a los inversores a confiar en una estrategia más cautelosa de la OPEP +.

dudas

El analista de Thinkmarkets Fouad Razakzadeh respondió: «Contrariamente a algunos pronósticos que esperaban solo un aumento moderado o ningún aumento para enero, sucedió exactamente lo contrario». “Es sorprendente que la OPEP + haya decidido seguir aumentando, lo que ha llevado a que los precios vuelvan al rojo”, añadió Michael Hewson de CMC Markets. Los precios del petróleo crudo ya han caído a $ 65 y $ 62, respectivamente, por el barril de Brent y el precio del West Texas Intermediate, al nivel más bajo desde el 23 de agosto. Si limitaron algo sus pérdidas al mediodía, a $ 69 y $ 66, los precios fueron un 15% más bajos que el 25 de noviembre. Sin embargo, esto no es nada comparado con las profundidades de lo peor de la pandemia, cuando el oeste de Texas se aventuró en territorio negativo, por primera vez en la historia. Poco después de la reunión, las agencias de noticias rusas citaron al viceprimer ministro ruso Alexander Novak diciendo que esta decisión «puede explicarse sobre todo por el hecho de que el mercado está equilibrado y la demanda se está recuperando». Aunque reconoció que existían «muchas incertidumbres» sobre el impacto de la variable Omicron sobre «la demanda y consumo de derivados del petróleo».

Atractivo para el consumidor

La OPEP + también se reserva el derecho de revisar su decisión «dependiendo de los desarrollos de la pandemia» para la próxima reunión programada para el 4 de enero, según el comunicado de prensa.

READ  Fuerte crecimiento en el horizonte para UMG
En los últimos días, los funcionarios de la Alianza han evitado el suspenso. “En este período turbulento, es esencial que seamos cautelosos en nuestro enfoque y estemos listos para responder a las condiciones del mercado”, comentó el ministro angoleño Diamantino Azevedo el 1 de diciembre, en un discurso antes de la primera reunión. El grupo de productores deja cerca de 4 millones de barriles bajo tierra cada día frente a los denominados niveles de referencia. Al ritmo actual de aumento, recuperarán su capacidad total en el otoño de 2022. Este aumento en la producción responde a los deseos de Washington, que pidió al cartel, en coordinación con otros consumidores de primer nivel, abrir más las puertas.

La Agencia Internacional de Energía (AIE), que asesora a los países desarrollados sobre su política energética, expresó un deseo similar a finales de noviembre. Al margen de una conferencia en el Ministerio francés de Transformación Ambiental, su presidente, Fatih Birol, expresó su esperanza de que «los miembros de la OPEP continúen con sus políticas actuales y sigan aumentando su producción».

(con AFP)