Regresa a España el Measured Mobile Congress

Una edición más pequeña de la exposición móvil más grande del mundo se abre en España el lunes bajo estrictos controles de virus, y las principales empresas evitan estar en contacto después de que se rastreara la edición del año pasado.

El Mobile World Congress (MWC) de cuatro días, una de las primeras conferencias tecnológicas importantes en Europa desde que comenzó el brote, está creciendo nuevamente después de que las ventas mundiales de teléfonos inteligentes se desplomaran en 2020 debido a la devastación económica causada por la crisis de salud.

Para conocer las últimas noticias, siga el canal de noticias de Google de Daily Star.

Tendrá lugar en directo en el principal centro de conferencias de Barcelona y en formato digital, con la actuación en directo de la leyenda del rock estadounidense John Bon Jovi y la aparición online del multimillonario tecnológico Elon Muskin.

Muchas grandes empresas, como Samsung, el principal fabricante de teléfonos inteligentes del mundo, se han retirado del evento personal, citando preocupaciones sobre virus, y algunas casi participan.

Hawaii, cuyo negocio de teléfonos inteligentes se ha visto afectado por las sanciones de Estados Unidos, será la empresa más grande con presencia física en el programa.

“Está claro que este evento será muy diferente al de años anteriores”, dijo la Sra. Granrit AFP, directora general del sindicato que organiza la conferencia GSMA. “No es lo mismo que antes”. A diferencia de otros años, ningún fabricante importante de teléfonos planea ofrecer un nuevo dispositivo insignia en este evento, aunque se espera que algunas pequeñas empresas chinas y europeas lancen nuevos teléfonos.

READ  Preocupado por una posible reforma constitucional, dice experto de la industria energética mexicana

El evento, que generalmente se realiza en febrero, ocupará solo tres salas del Centro de Congresos este año, en comparación con las ocho del año pasado. La asistencia normal de GSMA está limitada a 50.000 en comparación con 100.000. Se espera que asistan entre 30.000 y 35.000 personas, a pesar de que Granrid advierte que hacer previsiones este año es “muy difícil”. Si bien las empresas participantes envían a muy pocas personas al Congreso, los asistentes son altos ejecutivos, agregó.

Los organizadores ofrecen a los residentes españoles que trabajan en 11 empresas “importantes”, como financiación de 21 euros (25 dólares) para el evento, frente a los habituales varios cientos de euros. Los participantes solo serán admitidos a la conferencia si tienen un resultado negativo en la prueba Covit-19 de menos de 72 horas. Una vez dentro, deben usar máscaras de grado médico FFP2 en todo momento y seguir un patrón de caminata en un solo sentido.