Saludos a Francia: hace 60 años la policía mató y arrojó al Sena a decenas de argelinos

Sesenta años después, el recuerdo de la masacre de manifestantes argelinos por parte de la policía en París revivió este domingo con múltiples manifestaciones de protesta en Francia y un gesto inédito del gobernador de la Policía Metropolitana, en el contexto de deserciones políticas.

El domingo por la mañana temprano, Didier Lalman depositó una ofrenda floral en las orillas del Sena. Fue el primer jefe de policía de París en hacerlo después de un minuto de silencio.En memoria de los muertos del 17 de octubre de 1961Según el condado.

Este gesto, en pocos minutos, se realizó al nivel del Puente Saint-Michel, es decir, cerca de la jefatura de policía que organizó la represión hace 60 años.

El 17 de octubre de 1961, unos 30 mil argelinos se manifestaron pacíficamente a la convocatoria del Frente de Liberación Nacional contra el toque de queda impuesto.

Hoy, sábado, la presidencia francesa admitió por primera vez que «Aproximadamente 12.000 argelinos fueron arrestados y llevados a centros de clasificación. Además de los muchos heridos, decenas murieron y sus cuerpos fueron arrojados al Sena.«El saldo oficial hasta ahora tiene sólo tres víctimas.

El sábado, a orillas del río, el propio Emmanuel Macron participó en la solemne celebración. Sobre todo, el presidente dijo en un comunicado: “Los crímenes cometidos esa noche bajo la autoridad de Maurice Papon son imperdonables para la República‘, nombrando a una persona que en ese momento era prefecto de la policía de París.

«un poco más»

El gesto y las palabras de Emmanuel Macron, «Es un paso más pequeño, pero no es satisfactorio.El historiador Gilles Manceron, funcionario de la Liga por los Derechos Humanos, dijo a la AFP en la manifestación de París.Es una confesión de un crimen conservador. Exigimos el reconocimiento de los delitos de Estado y el acceso real a los archivos«.

READ  Virus Corona: los nuevos países se vuelven verdes en el mapa de viajes europeo

«Es un gesto, pero sabemos muy bien que Papon no actuó según su criterio. No podemos funcionar sin un sistema político. Había una responsabilidad al frente del estado francés’”, Insistió un manifestante de 45 años, Othman Benzago, un activista, miembro de los grupos Hirak.

Al menos 1.800 personas se manifestaron, según las autoridades, en la capital el domingo coreando «17 de octubre, crimen de Estado» y «Abre el archivo, de París a Argel».

La caravana partió desde el centro de París hacia el puente Saint-Michel, al que no pudo llegar, y fue detenida por la policía. Según la policía, la manifestación del garaje se anunció al lugar de Châtelet.

Sin embargo, pequeños grupos lograron llegar a Pont au Change para arrojar rosas al Sena. Uno dijo: «En memoria de todos los que fueron asesinados».

La convocatoria a manifestarse fue firmada por decenas de organizaciones y asociaciones (LDH, SOS Racisme, Mrap, Attac, Gisti, etc.), sindicatos y partidos de izquierda (EELV, LFI, PCF …).

«Ni Hee-ni-Revenge»

Otras manifestaciones tuvieron lugar el domingo en Francia, reuniendo a 200 personas en Toulouse detrás del lema «masacre colonial». En Estrasburgo, unos sesenta manifestantes arrojaron rosas rojas a Ile mientras que en Burdeos, un centenar de ellos arrojaron rosas blancas al Garona.

«No tenemos odio ni venganza, solo queremos apaciguar los recuerdos», dijo Said Boujima, presidente de la Federación Franco-Argelina de Aquitania Plus, quien organizó la ceremonia de homenaje en Burdeos.

La izquierda, LFI, EELV y PCF a la cabeza, siguen exigiendo el reconocimiento de un «crimen de Estado». «El presidente perdió la oportunidad de dar otro paso hacia la reconciliación», escribió en Twitter el candidato ambientalista Yannick Gadot, que participaba en el desfile de París.

READ  París está provocando una "mentira" y una "grave crisis". ¿Cuál es el impacto de esto en la cooperación dentro de la OTAN?

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, quien también es candidata presidencial, se reunió en el puente Saint-Michel, frente a la estela «en memoria de los muchos argelinos asesinados durante la sangrienta represión» que inauguró en 2019.

Valerie Pecres, la candidata presidencial republicana, dijo que las represiones pasadas fueron una «tragedia». «Pero esperaba que el Presidente de la República compartiera en la memoria de las víctimas de esta manifestación la memoria de los 22 policías franceses que perdieron la vida en los atentados del FLN en el mismo 1961».

Michel Barnier, que también espera lucir los colores de la derecha en las elecciones presidenciales, dijo a CNews, Europe1 y Les Echos: «Tenemos un deber de honestidad después de una tragedia de este tipo que no puede justificarse», pero durante el gobierno argelino. . Una guerra de «hubo bajas en ambos bandos» y «no me rendiré al arrepentimiento».