Sanidad informa a los pediatras y DUE que atienden a la población infantil sobre la nueva vacuna contra el VRS

La Consejería de Sanidad y Servicios Sociales ha adquirido el anticuerpo monoclonal Nirsevimab para prevenir el Virus Respiratorio Sincitial (VRS) en niños. Esta medida forma parte de los esfuerzos por mejorar la salud infantil y reducir las visitas a urgencias pediátricas.

La administración del anticuerpo se realizará como una única dosis a los niños nacidos entre el 1 de octubre de 2023 y el 31 de marzo de 2024, dentro de las primeras 48 horas de su nacimiento. Además, también se administrará a los niños nacidos entre el 1 de marzo de 2023 y la fecha actual.

Con el objetivo de informar a los profesionales sanitarios encargados de administrar el anticuerpo, se están llevando a cabo charlas informativas tanto en el sector público como en el privado. Estas charlas tienen como objetivo garantizar que el medicamento se administre de manera adecuada y se maximicen sus beneficios.

Hasta ahora, el único medicamento disponible para prevenir el VRS era el Palivizumab, el cual requería una dosis mensual durante la temporada del virus. Sin embargo, con la aprobación del Nirsevimab, se espera obtener beneficios epidemiológicos significativos. Entre ellos se destacan el retraso en la edad de adquisición de la infección y la reducción de la gravedad de la enfermedad en los niños.

Se recomienda a las familias que hayan tenido niños nacidos desde el 1 de abril de este año y que aún no hayan sido inmunizados, que se pongan en contacto con su centro sanitario para solicitar información y cita previa. Es importante que los padres estén conscientes de la importancia de proteger a sus hijos contra el VRS, ya que esta enfermedad es la principal causa de infecciones respiratorias graves en niños menores de 1 año.

READ  ¿El ejercicio como remedio para la resaca? El alcohol afecta el desempeño y aumenta el riesgo de lesiones - Vinoturismorioja

Con la adquisición del anticuerpo Nirsevimab, se espera reducir el impacto del Virus Respiratorio Sincitial en la población infantil. Esta medida es un paso importante hacia la mejora de la salud de los niños y la reducción de las visitas a urgencias pediátricas.