Tras las tensiones con España, Marruecos permitió que miles de migrantes pasaran por Ceuta, Europa

La afluencia de migrantes, en su mayoría marroquíes, continuó masivamente en el enclave español de Ceuta durante toda la noche de lunes a martes, sumándose a la marea humana que ha cruzado la frontera sin trabas desde la madrugada, en medio de las tensiones entre Rabat y Madrid.

El lunes, las autoridades españolas registraron al menos 5.000 cruces fronterizos ilegales desde Marruecos, incluidos 1.000 menores, “una cifra récord”, según el último informe emitido por la gobernación de Ceuta.

Del lado marroquí, cientos de hombres y mujeres de todas las edades, y muchos hombres jóvenes y menores, acudieron en masa a probar suerte en el paso fronterizo de Fnideq (norte), bajo la vigilancia de un puñado de policías marroquíes.

Los candidatos a la inmigración, hombres y mujeres de todas las edades, algunos de ellos muy jóvenes, descendieron a decenas hacia la playa por una carretera, antes de correr hacia la ciudad de Ceuta, bordeando el mar, bajo la mirada de las fuerzas auxiliares. Los miró sin interferencias.

“Aprendí en Facebook que es posible pasar, así que tomé un taxi con un amigo porque ya no podía alimentar a mi familia”, explica a France Press Warda, de 26 años, divorciada y desempleada y madre de dos hijos.

“No tengo miedo: moriré o moriré”, la joven está divorciada de la vecina ciudad de Tetuán.

Según la gobernación de Ceuta, un hombre murió ahogado durante el día mientras intentaba llegar a la bolsa por mar.

Algunos también intentaron pasar por la montaña con vistas a la playa. “Se nos impidió pasar, pero lo intentaré de nuevo”, dijo un joven marroquí de 26 años en paro.

READ  Un petrolero iraní resultó herido en un ataque cerca de Siria y tres murieron

Los videos publicados en las redes sociales muestran a jóvenes migrantes en traje de baño o vestidos completos descendiendo por las playas rocosas. Algunos pasan bajo la atenta mirada de las fuerzas de seguridad marroquíes, que al principio no reaccionan y luego acaban defendiéndose de la multitud de curiosos.

Se cuelga de la parte trasera de los camiones.

Desde la pequeña ciudad de Asilah, cien kilómetros al sur, AFP vio a grupos de jóvenes marroquíes y peatones del sur del Sahara marchando hacia el norte a ambos lados de la carretera. Algunos de ellos se atascaron en la parte trasera de los camiones, al igual que los que intentaban cruzar la frontera tradicionalmente.

Un portavoz de la gobernación de Ceuta dijo a la AFP que las llegadas ilegales a territorio español en el norte del Magreb comenzaron el lunes, con las primeras luces del día. Al amanecer todavía eran cien, pero con el paso de las horas la marea siguió subiendo, unos llegaban a pie a la orilla, otros por mar, a veces con boyas inflables o botes inflables.

En respuesta a una pregunta sobre sus lugares de residencia, la prefectura, ante una situación sin precedentes, dijo que estaba prevista una recepción en cabañas en la playa de Tarajal.

El Ministerio del Interior español anunció en un comunicado el lunes por la noche, “el refuerzo inmediato del personal de la Guardia Civil y la Policía Nacional en la región” con 200 efectivos adicionales.

El documento recordó que “las autoridades españolas y marroquíes concluyeron recientemente un acuerdo sobre el retorno de los ciudadanos marroquíes que lleguen nadando a su país”, y el documento afirma que “los contactos con las autoridades marroquíes continúan” permanentemente “.

READ  ¿La 'guerra de las salchichas' posterior al Brexit? El tono está subiendo entre la Unión Europea y el Reino Unido por delante del G7

Para Mohamed Benaissa, responsable del Observatorio Norte de Derechos Humanos con sede en Fnideq, esta nueva ola de inmigración se refiere sobre todo a “los menores, pero también a las familias, todos ellos marroquíes”.

Para él, esta ola “puede estar vinculada a la crisis diplomática entre Marruecos y España”.

Rabat es un aliado clave de Madrid en la lucha contra la inmigración ilegal. Pero entre principios de año y hasta el 15 de mayo llegaron a Ceuta 475 migrantes, más del doble que en el mismo período del año pasado, según cifras del Ministerio del Interior.

Conflicto en el Sáhara Occidental

Las relaciones diplomáticas entre los dos países vecinos se han tensado desde que recibió en España al líder de los separatistas saharauis del Frente Polisario, Ibrahim Ghali, que fue atendido.

Marruecos convocó al embajador español para transmitirle su “indignación”. Un comunicado de prensa emitido por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Marruecos advirtió que “preservar la asociación bilateral es una responsabilidad conjunta alimentada por un compromiso permanente de mantener la confianza mutua (…) y proteger los intereses estratégicos de los dos países”.

Conflicto en el Sáhara Occidental, una antigua colonia española clasificada por Naciones Unidas como “región no autónoma” a falta de un arreglo final, ha estado oponiendo a Marruecos contra el Polisario, con el apoyo de Argelia, durante más de 45 años.

El Polisario pide un referéndum de autodeterminación, mientras que Rabat propone la autonomía bajo su soberanía.

Las tensiones sobre el Sáhara Occidental provocan “inmediatamente” un aumento de la llegada de migrantes, señala Isaías Barinada, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Complutense de Madrid.

READ  "Depende de él demostrarnos que quiere cambiar las cosas en interés de los congoleños".

En contacto con Agence France-Presse, las autoridades marroquíes no respondieron el lunes por la noche.

Ceuta y Melilla, el otro enclave español en la costa marroquí, son la única frontera terrestre de la UE con África.