Turquía: costas invadidas por “mocos marinos”

La espuma pegajosa ha invadido la costa del noroeste de Turquía durante varias semanas bajo la influencia de la contaminación y el calentamiento global, un fenómeno que preocupa a los ambientalistas.

El mucílago, a veces llamado “moco marino”, aparece cuando los organismos vegetales que viven en suspensión en el agua se hinchan para formar un tipo de moco amarillento que cubre grandes áreas del mar. Además de las molestias para los residentes y los pescadores, la goma de mascar aparece arriba. Todo esto representa una amenaza para el ecosistema al bloquear específicamente los rayos del sol y privar de oxígeno a las plantas y animales submarinos.

Las láminas de goma de mascar se han duplicado en las últimas semanas en el Mar de Mármara, incluso en Estambul, la capital económica de Turquía. Este fenómeno natural se registró por primera vez en Turquía en 2007. Pero la invasión actual es la más grande hasta la fecha.

Según especialistas, Debido a la contaminación y las altas temperaturas, que promueven la proliferación de material vegetal en su origen. “El pegamento cubre la superficie del mar como un plato.

Después de un tiempo, se hunde en el agua y cubre “el ecosistema marino, lo que lleva a la intoxicación por mariscos”, dijo a la AFP Muharrem Balci, profesor de biología en la Universidad de Estambul. “Si no se detiene este proceso, aparecerá un olor a huevo podrido”. Pronto, señala. La infestación de goma de mascar podría continuar durante todo el verano si no se toman medidas urgentes, advierte Cevahir Ev Akcilek, ingeniero ambiental y secretario general de la Unión de Cámaras de Ingenieros y Arquitectos de Turquía.

READ  El expresidente francés Francois Hollande apoya el levantamiento de los derechos intelectuales

“Los estudios muestran que la goma de mascar ya no se encuentra solo en la superficie, sino también a profundidades de 25, 30 metros”.Le dijo a la AFP. El mar de Mármara, que se extiende desde Estambul hasta el mar Egeo, está bordeado por zonas que se encuentran entre las más densamente pobladas, industrializadas y contaminadas de Turquía. El problema se ve agravado por la importante contaminación del Danubio, un río que desemboca en el Mar Negro, que conecta el Mármara con el Bósforo. Las autoridades turcas han desplegado barcos pesqueros para drenar el material viscoso, pero los expertos creen que estos medios son insuficientes. Para Balci, será particularmente esencial que las ciudades costeras coordinen sus acciones y que los materiales que las fábricas vierten al mar se manejen mejor.