Ucrania: La planta de energía nuclear en Zaporizhia está en riesgo debido a un corte total de energía

Energodar, la ciudad donde se ubica la central nuclear en Zaporizhia, sufrió este viernes un apagón total, según la Agencia Internacional de Energía Atómica.

Tiempo de lectura: 2 minutos

losLa Agencia Internacional de Energía Atómica informó el viernes de un «corte total de energía» en la ciudad ucraniana de Energodar, donde se encuentra la planta de energía nuclear de Zaporizhia, una situación que «amenaza la seguridad de las operaciones».

Es totalmente inaceptable. Esto no puede continuar, dijo el director general Rafael Grossi en un comunicado, pidiendo un «cese inmediato de los bombardeos en la zona». Durante semanas reinó la confusión sobre la mayor central eléctrica de Europa, ocupada por los rusos, que sufrió múltiples golpes acusando a Kyiv y Moscú unos de otros.

“La infraestructura eléctrica que abastece a la ciudad quedó destruida por los golpes a la central térmica, que provocó un corte total de agua y electricidad”, explicó el señor Grossi, quien fue informado por dos expertos del organismo de las Naciones Unidas presentes en la sitio. «Etant donné l’intensification des bombardements qui sont incessants, il est peu probable qu’il soit possible de rétablir une alimentation hors site fiable pour la centrale», ajoouté le chef de l’AIEA, qui s’est rendu sur le site begining de septiembre

‘Situación insostenible’

En estas condiciones, la empresa ucraniana Energoatom prevé «cerrar el único reactor en funcionamiento», que actualmente produce la electricidad necesaria para la refrigeración del combustible nuclear y la seguridad del emplazamiento. Si es necesario, todos los sistemas de la planta deberán depender de generadores diesel de respaldo, advierte la agencia con sede en Viena. Además, debido a estas “condiciones trágicas que enfrentan los residentes de Energodar”, es posible que el personal necesario para mantener la seguridad del sitio no esté disponible.

A pocos días de conocerse el alarmante informe, Rafael Grossi reiteró su preocupación: “Es una situación cada vez más insostenible y frágil”. En el comunicado de prensa, volvió a pedir el establecimiento de una zona de seguridad alrededor de la planta.



A principios de marzo, las fuerzas rusas tomaron el control de la planta con seis reactores nucleares con una capacidad de 1.000 megavatios cada uno que producían el 20 % de la electricidad ucraniana antes de la invasión rusa.

READ  Muere joven en avión mientras cortaba césped