2021, el año de la mayor criminalidad y castigo en España | España

Norbert Fehr, Igor Russian, durante su interrogatorio.Grupo EF (GDRES)

Algunos de los criminales más notorios de España han sido condenados en 2021. Entre los presos se encontraban Pedro Nievez y los asesinos, quienes, mientras salía de su casa la mañana del 16 de agosto de 2018, contrataron una emboscada para atacar al concejal del Partido Izquierda Unida Javier Ardines en Asturias.

El 5 de agosto de 2018, César Román, también conocido como el Rey de Kachobo, un anciano de la industria de la hostelería en Madrid, fue condenado a 15 años de prisión por el asesinato de su expareja, Heidi Boss, de 25 años. .

Mientras tanto, Bernardo Montoya, acusado de secuestrar y violar a una joven profesora, Laura Luvelmo, en El Campilo, Hulva, en diciembre de 2018, recibió lo más parecido a una cadena perpetua española. En sentencia dictada a principios de diciembre, el juzgado de Huelva condenó a Montoya Prisión permanente por reconsideración (Prisión Permanente de Reconsideración), que permite a los jueces condenar a los infractores a cadena perpetua con la posibilidad de un nuevo juicio después de un período mínimo fijo en los casos que se consideran particularmente horribles.

La casa donde Bernardo Montoya (recuadro) agredió a Laura Luvelmo en diciembre de 2018 en Hulva.
La casa donde Bernardo Montoya (recuadro) agredió a Laura Luvelmo en diciembre de 2018 en Hulva.EFE

Norbert Fehr, también conocido como Igor Russian, se declaró culpable del asesinato del criador de ganado José Luis Ranzo y de dos guardias civiles, Víctor Romero y Víctor Jesús Caballero, quienes acudieron en su ayuda en diciembre de 2017 en Deruel. Pena: 21 años de prisión.

Pero 2021 también es el año de los horribles crímenes contra niños y jóvenes. La brutal violencia perpetrada por un hombre llamado Thomas Kimeno para castigar a su madre contra sus hijos puso a toda España al límite durante varias semanas en abril y mayo mientras buscaban un barco en las Islas Canarias Tenerife en busca de los cuerpos de Anna y Olivia. A la edad de uno y seis años, respectivamente, las hermanas fueron asesinadas por su padre, quien luego se suicidó.

READ  Marruecos y España promueven la cooperación deportiva en Laos

También fue el año de los asesinatos cometidos por reencarnadores como Francisco Javier Almeida, conocido como «Monstruo de Lartero», quien presuntamente arrastró a Alex, de nueve años, desde un parque cercano a su casa en Lartero. La Rioja, 28 de octubre, Almeida está en libertad condicional desde el 8 de abril de 2020. Su historial criminal incluye acoso sexual, por el cual fue condenado en 1993 a siete años de prisión. Cuatro años después, en mayo de 1997, fue puesto en libertad. Sin embargo, solo estuvo fuera por 15 meses. A fines de agosto de 1998, fue arrestado y vuelto a encarcelar; Durante este tiempo, fue apuñalado 17 veces cuando lo llevaron a visitar un apartamento en Logroño por violar y asesinar a una inmobiliaria, que pretendía estar interesada. Es cuestionable si algunos delincuentes pueden ser enviados de regreso a la comunidad. .

Un mes antes del asesinato de Lartero, El Molar, un ex médico de nombre Nolia de Mingo, apuñaló a una cajera en un supermercado de Madrid; En 2003, el episodio esquizofrénico mató a tres colegas en el Hospital Fundación Jiménez Díaz de la capital.

Violencia de la juventud

El 3 de julio, uno de los sospechosos fue detenido por agredir gravemente a Samuel Louise en La Coruña.
El 3 de julio, uno de los sospechosos fue detenido por agredir gravemente a Samuel Louise en La Coruña. Cabalar (EFE)

La violencia entre los jóvenes ha sido un tema constante a lo largo de 2021. Los crímenes a gritos son una ocurrencia frecuente entre la llamada «pandilla latina», que apuñaló cuatro veces en la vida de jóvenes como el cantante de rap de 18 años Isaac López Troto. Un túnel oscuro en Madrid el 14 de julio en represalia por el contacto con una mafia rival.

En Samuel Louis, 24 años, A Coruña (Galicia), también se produjeron horribles agresiones homosexuales, como ser asesinado a golpes por una turba de jóvenes frente a una discoteca la mañana del 3 de julio. Él fue asesinado. Tuvo muchos testigos y fue descrito como homosexual, aunque no por la policía. La tragedia desató protestas organizadas por grupos LGBTQ + en toda España. El caso también destaca el hecho de que dos inmigrantes senegaleses, Ibrahim y Mahathir, que no eran ajenos a los prejuicios, acudieron en ayuda de Samuel y sufrieron heridas.

Crímenes de odio

El asesinato el 13 de junio de Younes Bilal, un marroquí de 37 años en Mason (Murcia), conmovió a toda la comunidad musulmana en España, tildando el crimen de «racista». Carlos Patricio P.M., un exsoldado madrileño de 52 años, disparó tres tiros a quemarropa de Bilal mientras gritaba «Maldito moore». La lenta respuesta inicial de los políticos locales contrasta fuertemente con las frenéticas protestas organizadas por muchos musulmanes que viven en esta zona agrícola, manifestaciones que recibieron un apoyo significativo de la comunidad no musulmana. Mientras tanto, Vox, el partido de extrema derecha de España, ha sido acusado de incitar al odio entre culturas que se han popularizado en la región y han convivido durante décadas.

Otros casos, como el denominado caso malo y no resuelto de Alcàsser Girls, fueron reabiertos el año pasado, en el que Miriam García Iborra, Antonia Gómez Rodríguez y Desirée Hernández Folch, tres jóvenes de Alcàsstor, Valencistor, se alojaron en una discoteca el 13 de noviembre. , 1992. Muerto. Su presunto asesino, Antonio Angles, está en la lista de los más buscados de Europa. La Ley de Límites de Crímenes expira en diciembre de 2029.