El cerebro de la plataforma de criptomonedas FTX, responsable de siete cargos de fraude y conspiración – EL PAÍS

El fundador de la plataforma de criptomonedas FTX, Sam Bankman-Fried, ha sido declarado culpable de fraude masivo por el colapso de la compañía, según el veredicto emitido por un jurado en un juicio que duró varios días. El jurado tardó solo cinco horas en declararle culpable de siete cargos de fraude y conspiración.

El caso ha generado un gran interés debido a la magnitud del fraude cometido por Bankman-Fried, quien fue acusado de estafar al menos 10.000 millones de dólares a clientes e inversores. Además, se reveló que utilizó el dinero de los clientes para sus propias inversiones y para financiar un estilo de vida lujoso.

El fundador de FTX intentó influir en posibles testigos y filtrar información a la prensa durante el juicio, lo que ha sido considerado como un intento de obstrucción a la justicia.

Bankman-Fried, conocido como un «rey midas tecnológico», también intentó ganar influencia política y financió a candidatos de ambos partidos. Sin embargo, sus tres colaboradores más cercanos en la empresa, incluida su exnovia, optaron por colaborar con la justicia y declarar en su contra.

El veredicto pone fin al colapso de FTX, destacando la importancia de regular la industria de las criptomonedas, que ha sido objeto de polémica debido a su falta de control.

Este caso se suma a otros ejemplos recientes de fundadores tecnológicos que caen en desgracia, como el de Elizabeth Holmes, fundadora de Theranos. Ambos decidieron testificar en sus respectivos juicios para mejorar su imagen, pero no tuvieron éxito debido a las evidencias en su contra.

La condena de Bankman-Fried no solo supone un golpe para la reputación de FTX, sino que también plantea interrogantes sobre la necesidad de una mayor regulación en el mercado de las criptomonedas para proteger a los inversores y evitar fraudes de esta magnitud.

READ  Zelenski sobre elecciones durante la guerra: No es momento, según Agencia EFE

El caso ha sido seguido de cerca tanto por la comunidad financiera como por la opinión pública, debido a las grandes sumas de dinero involucradas y la relevancia de las criptomonedas en la actualidad.

En resumen, Sam Bankman-Fried, fundador de la plataforma de criptomonedas FTX, ha sido declarado culpable de fraude masivo y enfrenta una posible condena de hasta 110 años de cárcel. El veredicto pone fin al colapso de FTX y destaca la necesidad de regulación en la industria de las criptomonedas. Este caso ha generado un gran interés debido a la magnitud del fraude y se suma a otros ejemplos de fundadores tecnológicos que caen en desgracia.