El estudio más grande de la vida real confirma la efectividad de Pfizer

Este estudio, publicado en la revista médica The Lancet, destaca los “beneficios para la salud pública de un programa nacional de vacunación”, según sus autores, científicos de Pfizer y el gobierno israelí.

Señalaron que en Israel, el campeón mundial en vacunación, este último fue “el principal impulsor de la disminución de las infecciones por COVID-19”.

Sin embargo, debemos tener cuidado en generalizar estas conclusiones a otros países, porque la velocidad de los programas de vacunación y el desarrollo de la epidemia varía de un país a otro, como advierten.

Este estudio es la versión publicada y revisada por otros científicos independientes de los primeros hallazgos que Pfizer y el Ministerio de Salud israelí revelaron en marzo.

Se trata de datos de salud recopilados entre el 24 de enero y el 3 de abril, cuando el 72% de los jóvenes de 16 años (casi 5 millones de personas) y el 90% de los de 65 años en Israel recibieron dos dosis de la vacuna Pfizer / BioNTech.

El análisis se centra en la eficacia de la vacuna contra la variante inglesa (etiquetada como B.1.1.7), que prevalece en el país.

El estudio mostró que la vacuna es “altamente efectiva” para los mayores de 16 años después de siete días de la segunda dosis: protege el 95,3% de las infecciones, el 97,2% de la hospitalización y el 96,7% de las muertes. Estos niveles de protección siguen siendo similares entre los mayores de 85 años.

Pero cae significativamente cuando las personas reciben solo una de las dos dosis: 57.7% contra infección, 75.7% contra hospitalización y 77% contra muertes para los mayores de 16 años.

READ  Avión de Ceausescu vendido hoy en subasta: pujas desde 25.000 € (vídeo)

Este estudio “demuestra la importancia de la vacunación completa en adultos”, con dos dosis, según los autores. Según ellos, una sola dosis también podría proporcionar una protección más corta, especialmente a medida que surgen más variantes resistentes a las vacunas.

Durante el período de análisis, hubo 232,268 infecciones por Covid confirmadas en Israel (con 4,481 infecciones graves y 1,113 muertes), y aproximadamente el 95% de las muestras analizadas eran del tipo inglés.

Los investigadores señalan que esto no permitió estudiar la efectividad de la vacuna contra la variante sudafricana, que también está muy extendida en el país.

En febrero, el primer estudio a gran escala (1,2 millones de personas) realizado en Israel y publicado en la revista NEJM llegó a conclusiones similares.