En el video No toques mi mensaje: el espectador se siente mal, los internautas felicitan a Cyril Hanoun por su control de la situación.

momento de pánico en el set de no toques mi televisorEste lunes 24 de enero. Un miembro de la audiencia fue víctima de un malestar que requirió la interrupción de los debates y la intervención del aparato de seguridad. Los internautas expresaron su bienvenida a la administración.

Quizás Didier Raoult debería haber intervenido antes en el espectáculo. Por invitación de Cyril Hanouna y su banda en no toques mi televisorEl médico azufre conocido por sus fuertes posturas sobre la vacunación, presenció una escena extraordinaria desde los vestuarios. Por lo tanto, no es posible interferir en el set cuando alguien en la audiencia es víctima de una pequeña incomodidad en toda la vida. Las discusiones se centraron en el controvertido informe de área restringida Sobre el Islam cuando Geraldine Maillet interrumpió un grito inquietante desde las gradas. «Nada, es un pequeño crujido, este tipo debería estar estirado»Rápidamente restaron importancia al alborotador habitual del programa, mientras que las cámaras dieron la espalda al evento inesperado. Y pronto intervinieron los servicios de seguridad para socorrer al pobre espectador, que quizá no toleró el calor.

«Oh, Cyril afectuoso y de sangre fría».

Tal vez porque si las animadas discusiones se detuvieron por un tiempo, entonces las razones de este malestar no fueron invocadas por el flemático Cyril cariñoso, a quien temía más que daño. La gestión de la situación fue bien recibida por los televidentes en las redes sociales. «Gracias por no poner la cámara del joven en problemas».Felicitaciones a un joven fanático del programa de entrevistas. Oh, a sangre fría, Cyril Hanoun enfrentó el problema de la juventud en la audiencia«Otro amante de Baba comentó. El momento de vacilación se disipó rápidamente y Geraldine Millet pudo volver a hablar y poner fin a su argumento. Solo sus oponentes la boicotearon esta vez…

READ  Claire Chazelle: sus raros secretos amorosos: la mujer actual Le MAG