Nigeria, ¿la futura sorpresa del torneo de baloncesto?

Nigeria, ¿la futura sorpresa del torneo de baloncesto?

Publicado en:

El equipo de baloncesto masculino de Nigeria inició los Juegos Olímpicos el domingo contra Australia. Después de crear sensación al derrotar a Estados Unidos en un partido de preparación, los D’Tigers tienen grandes ambiciones en Tokio.

Nigeria es famosa por ser un país de fútbol. En 1996 en Atlanta, la selección hizo historia como el primer país africano en ganar una medalla de oro olímpica. Veinticinco años después, en Tokio, el país pretende lograr nuevas hazañas en la cancha de baloncesto.

Los ‘D’Tigers’ ya son parte de los desvalidos en el torneo olímpico. Ils se sont fait remarquer ces dernières semaines en battant respectment en match de préparation les stars américaines, le 10 juillet (90-87) puis la solide équipe d’Argentine, vicecampeón del mundo en titre, (94-71) trois jours luego.

Esta fue la primera derrota de Estados Unidos contra un país africano. Una verdadera bofetada para Kevin Durant y sus compañeros de equipo. CBS incluso describió la actuación estadounidense como “una de las mayores derrotas en la historia mundial”.

Por otro lado, los medios de comunicación nigerianos celebraron esta hazaña. “Nigeria asombra a Estados Unidos”, se lee en los titulares del diario independiente The Guardian, cuando el Daily Trust insistió en que “Nigeria está haciendo historia”. “Esta actuación que levanta el ánimo en vísperas de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 (…) indica que el equipo nigeriano subirá al podio durante estos juegos”, dijo el ministro de Deportes de Nigeria Sunday Dare con entusiasmo.

Equipo con acentos estadounidenses

En 2012, el equilibrio de poder fue completamente diferente. Estados Unidos liderado por Kobe Bryant demolió a Nigeria por 83 puntos (156-73) durante los Juegos Olímpicos de Londres. Ganaron 44 puntos (110-66) en un partido amistoso en 2016.

¿Cómo explicamos este progreso? El actual equipo nigeriano tiene poco que ver con selecciones pasadas. Ninguno de los jugadores que han viajado a Japón juega en su país de origen. La mayoría de los seleccionados son de la comunidad nigeriana en los Estados Unidos y muchos de ellos hicieron sus dominios en universidades estadounidenses antes de unirse a la NBA. Dos tercios de los 12 jugadores seleccionados juegan allí. El extremo de los Milwaukee Bucks, Jordan Nora, se convirtió esta semana en el segundo nigeriano en ganar el Campeonato de América del Norte después de la leyenda Hakeem Olagoon con los Houston Rockets.

El dueño de 21 puntos contra Estados Unidos, el base Gabe Vincent, nacido en California, está en la fuerza laboral del Miami Heat, como el poderoso extremo Precious Achihua. En cuanto al hub, Jahlil Okafor, pasó de los Philadelphia Sixers a los Detroit Pistons a través de los Nets y los New Orleans Pelicans. Este último asegura que su equipo partió hacia Japón “con la plena confianza necesaria” para “lograr una actuación de alto nivel, ante Estados Unidos y Argentina”. Él mismo pasó quince puntos a Argentina. La victoria sobre los ogros estadounidenses, especialmente los nigerianos, se construyó sobre una gran actuación física debajo de la canasta, anotando 46 rebotes (contra 34).

El equipo también puede aprovechar la experiencia de su entrenador estadounidense Mike Brown, de 51 años, el actual asistente de Steve Kerr de los Golden State Warriors. “No hemos ganado nada todavía, pero tengo la sensación de que puedo levantar un continente entero”, dijo antes de partir hacia Japón. “No vamos allí por la experiencia, vamos a ganar en Tokio”, dijo el hombre que llevó a Los Angeles Lakers y Cleveland Cavaliers a las Finales de la NBA.

El estadounidense Will Voigt, que entrenó a Nigeria cuando ganó su primer Campeonato Africano en 2015, también cree: “No veo por qué no pudieron continuar con su éxito”, dijo. “Son talentosos, seguros de sí mismos y autosuficientes”.

¿Invertir en el país?

Pero esta “legión extranjera” también suscita algunas críticas en el país. “Lo que ha hecho el equipo es un gran paso adelante para el baloncesto nigeriano a nivel internacional, pero nos está matando a nivel nacional porque no estamos invirtiendo en casa”, dijo el ex capitán de D’Tigers, Olumide Oyedeji, por ejemplo. Tenemos que darles una oportunidad a los jugadores que residen en Nigeria, y dejarlos jugar en la selección nacional, dijo: “No es un crimen nacer en Nigeria, no es un crimen jugar en Nigeria, no es un crimen delito para residir en Nigeria “.

Hasta ahora, los nigerianos no han obtenido mejores resultados que el nivel 10 en los Juegos, durante los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Hace cinco años, en Brasil, los ‘D’Tigers’ aún no habían pasado de la fase de grupos. Se enfrentan a Australia el domingo en su primer partido, y tienen más ambiciones en el Grupo B que prometen ser muy abiertos. Luego se enfrentarán a Alemania (28), luego a Italia (31).

con AFP

READ  Whitecaps escapa por poco de la victoria