Tropa de Texas emite estricta advertencia de viaje para evitar viajar al ‘peligroso’ México

    Reportado por Alyssa Guzman para DailyMail.com y AP

    20:14 11 de marzo de 2023, actualizado 20:37 11 de marzo de 2023

    • El teniente Chris Olivares pide a «cualquiera que viaje a México, especialmente a las vacaciones de primavera, que evite esas áreas porque es muy peligroso en este momento».
    • Maritza Trinidad Pérez Ríos, 47, Marina Pérez Ríos, 48; Tanto Benitas como su amiga, Dora Alicia Cervantes Sanz, de 53 años, desaparecieron el 24 de febrero.
    • Se encuentran entre los 550 estadounidenses que desaparecieron en México, cuyos seres queridos ahora piden una fracción de la atención brindada a un caso de secuestro reciente.

    Un policía de Texas advirtió a los estadounidenses que reconsideren viajar a México porque tres mujeres se han unido a más de 500 ciudadanos estadounidenses que desaparecieron después de cruzar la frontera para vender ropa en un mercado de pulgas.

    El teniente Chris Olivares del Departamento de Seguridad Pública de Texas tiene una grave advertencia para los viajeros estadounidenses mientras se preparan para las vacaciones de primavera y planifican viajes a destinos turísticos populares.

    «Nuestro departamento insta a cualquiera que viaje a México, especialmente a las vacaciones de primavera, a evitar esas áreas porque son extremadamente peligrosas debido a la violencia y los secuestros que actualmente aumentan en México», dijo el teniente Chris Olivares. Fox News. ‘Para aquellos que estén pensando en viajar a México, especialmente en las vacaciones de primavera… no puedo expresar lo suficiente para evitar esas áreas tanto como sea posible’.

    dos hermanas Maritza Trinidad Pérez Ríos, 47; Marina Pérez Ríos, de 48 años, de Benitas, y su amiga Dora Alicia Cervantes Sanz, de 53, desaparecieron el 24 de febrero.

    Las autoridades dijeron que viajaron a un mercado de pulgas en la ciudad de Montemorelos en el estado de Nuevo León en un Chevy Silverado verde a mediados de la década de 1990, a unas tres horas de la frontera y nunca regresaron. Benitas está a solo unos cientos de pies del Río Grande.

    Viene después de un caso en el que cuatro estadounidenses fueron secuestrados por un cartel después de viajar al país para hacerse una abdominoplastia. Un video de su secuestro fue capturado la semana pasada. Recibió una avalancha de atención y se resolvió en cuestión de días. Pero el destino de las tres mujeres, de las que no se sabe nada desde hace casi dos semanas, sigue siendo un misterio y ha recibido relativamente poca publicidad.

    El teniente Chris Olivares (en la foto) ‘insta a cualquiera que viaje a México, especialmente a las vacaciones de primavera, a evitar esas áreas, ya que ahora son extremadamente peligrosas con un aumento en la violencia y los secuestros’.
    Maritza Trinidad Pérez Ríos, 47, Marina Pérez Ríos, 48; Benitas y su amiga Dora Alicia Cervantes Sanz, de 53 años, (en la foto) desaparecieron el 24 de febrero.
    Entraron a México a vender ropa en un mercado de pulgas a tres horas de la frontera (Imagen: Maritza y Marina)

    Ludi Arredondo, prima de las hermanas, escribió en Facebook que «ni siquiera tenían un mensaje». [and] Los funcionarios no dijeron nada, ‘ella y muchos otros continúan orando por su regreso seguro’.

    «No tienen ni idea», escribió. Por favor, no nos dejes solos.

    ‘Mis parientes y sus amigas son mujeres, trabajadoras, personas responsables, madres de sus hijos, mujeres nobles, sencillas, mujeres que iban a trabajar. Publicar amigos [and] Compártelo’, le rogó.

    Lo último que escuchó de las mujeres fue uno de sus esposos, quien le habló por teléfono mientras viajaban por México. Más tarde denunció su desaparición después de preocuparse de que no pudiera contactarla, dijo el jefe de policía de Benitas, Roll Permia.

    “Como no pudimos contactarlo ese fin de semana, vino ese lunes y nos lo dijo”, dijo Permea.

    Funcionarios de la oficina del fiscal estatal dijeron que han estado investigando la desaparición de las niñas desde el lunes. Más allá de eso, las autoridades de Estados Unidos y México no han dicho mucho sobre perseguir al trío.

    El esposo de una de las mujeres le habló por teléfono mientras ella viajaba por México, pero no pudo comunicarse con ella más tarde (Imagen: frontera entre EE. UU. y México)

    Dos hermanas y su amiga de Peñitas, un pequeño pueblo fronterizo en Texas cerca de McAllen, están desaparecidas, dijo el viernes el FBI. Roll Permia dijo que sus familias están en contacto con las autoridades mexicanas, que investigan su desaparición.

    Las tres mujeres se encuentran entre los 550 estadounidenses reportados como desaparecidos en México. Según registros públicos. Esa es una pequeña fracción de las 112,000 personas desaparecidas en el país, y un pequeño porcentaje de los millones de ciudadanos estadounidenses que viajan a México cada año por vacaciones y trabajo.

    Pero muchos familiares de estadounidenses aún desaparecidos se preguntan por qué Washington no ha hecho de sus seres queridos una prioridad más alta, como en los secuestros recientes.

    Permia dijo que las mujeres viajaron a un mercado de pulgas en el pueblo de Montemorelos en el estado de Nuevo León en un Chevy Silverado verde a mediados de la década de 1990 (en la foto de Maritza).
    Funcionarios de la oficina del fiscal estatal dijeron que han estado investigando la desaparición de las niñas desde el lunes.
    Las tres mujeres son solo una de las cientos de personas reportadas como desaparecidas en el país. 550 estadounidenses desaparecidos (Foto: Marina Rios)

    A Lisa Torres, cuyo hijo Robert desapareció a los 21 años, le indignó la cobertura de sus cuatro amigas.

    “Estoy tan enojado al pensar en cómo actuó mi gobierno estadounidense en Matamoros con los secuestros que no puedo dormir”, escribió. Gorjeo. Esto confirma que mi gobierno de los Estados Unidos pudo ayudar en el caso de mi hijo, y no lo hizo. ¿Por qué?’

    Su hijo, Giovanni Barrios, quien fue secuestrado en Reynosa a los 17 años, dijo el abogado. el poste de washington: ‘Cuando el gobierno de los Estados Unidos hace declaraciones fuertes, vemos resultados. Pero solo cuatro estadounidenses han desaparecido en México. no vimos [the US government] Publica informes de cientos de estadounidenses desaparecidos.

    Latavia ‘Tay’ McGee – sobrevivió
    Eric James Williams – sobrevivió
    Shayed Hakeem Woodard – Asesinado
    Zindell Zaquille Mckinley Brown – Asesinado
    Integrantes del grupo Escorpiones del cartel del Golfo (en la foto) fueron abandonados en una calle de Matamoros y acusados ​​por la organización criminal de estar detrás del secuestro de cuatro estadounidenses que se encontraban en el país para ser operados.

    A diferencia de muchas familias que aún esperan la reaparición de sus seres queridos, muchas no han recibido tantas búsquedas a gran escala ni la atención del gobierno como los cuatro estadounidenses. Para la mayoría de los 112,000 mexicanos desaparecidos en todo el país, las únicas personas que los buscan son sus familiares desesperados.

    Cuatro estadounidenses quedaron atrapados en un tiroteo con bandas de narcotraficantes en la ciudad fronteriza de Matamoros, y un video muestra cómo se los llevan a rastras en una camioneta. Los dos sobrevivientes fueron encontrados el martes en una cabaña de troncos cerca de la costa del Golfo.

    Equipos de soldados mexicanos y tropas de la Guardia Nacional participaron en la búsqueda masiva de esta semana de los cuatro estadounidenses secuestrados.

    Las autoridades carecen de mano de obra, equipo y capacitación; las cosas están tan mal que ni siquiera las autoridades pueden identificar las decenas de miles de cuerpos que se han encontrado.