Después del ébola, Guinea se enfrenta a una nueva enfermedad altamente contagiosa

A medida que la pandemia de COVID-19 continúa causando estragos en todo el mundo, otro virus preocupa a las autoridades sanitarias internacionales. De hecho, como se dijo parisino Y el mundo, El primer caso de virus de Marburgo se detectó en Guinea. La Organización Mundial de la Salud (OMS) calificó la amenaza como “alta” a nivel nacional y regional, pero “baja” a nivel internacional. “La OMS ha estado en el terreno con socios locales desde que aparecieron las primeras advertencias y continuará brindando todo el apoyo necesario”, dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud. El gobierno de Guinea dijo en un comunicado: “La investigación que comenzó desde el 4 de agosto de 2021 sobre el caso no reveló un caso sospechoso de fiebre de Marburgo. Sin embargo, se enumeraron y monitorearon 155 casos de contacto diariamente”.

El virus de Marburg se conoce desde 1967. Luego se declararon varias epidemias simultáneamente “en Marburg y Frankfurt (Alemania), así como en Belgrado”, en Serbia. “El reservorio natural del virus son los murciélagos que infectan a los monos y contaminan a los humanos cuando son cazados y consumidos como carne de animales silvestres”, detalla la enciclopedia. Universalis.

>> Lea también – Agricultura: virus del tomate descubierto en Lot-et-Garonne

READ  Trombosis relacionada con la vacunación: "A largo plazo, puede ser necesario prescindir de las vacunas de adenovirus".

Si los brotes siguen siendo extremadamente raros y localizados, la Organización Mundial de la Salud permanece en alerta máxima debido a la fuerza letal de este virus. “La tasa promedio de letalidad de esta enfermedad es de alrededor del 50%. Ha variado del 24% al 88% durante las epidemias anteriores, dependiendo de la cepa viral y el manejo del caso”, recuerda. Organización Mundial de la Salud. El virus de Marburg, como el virus del Ébola, es un “patógeno de clase 4, caracterizado por una tasa de mortalidad muy alta, ausencia de herramientas preventivas o curativas para protegerse contra él y facilidad de transmisión”, explican Instituto Pasteur.

>> Leer también – Prehistoric Virus: La asombrosa investigación del laboratorio ruso Vektor

En cuanto a la transmisión, es principalmente de animales a humanos. Antes de que te conviertas de humano en humano. La Organización Mundial de la Salud explica que el virus puede transmitirse a través del contacto con las membranas mucosas, “con la sangre, secreciones, órganos o fluidos corporales de personas infectadas, o con superficies y materiales contaminados con estos fluidos”. Los primeros signos de la enfermedad son “fiebre alta, dolor de cabeza intenso y malestar intenso”, así como dolor muscular, diarrea, calambres abdominales, náuseas y vómitos. Más tarde, las personas afectadas pueden desarrollar “una erupción y sangrado debajo de la piel, la nariz, la vagina y las encías, a través del vómito con sangre y la sangre en las heces”, dice el médico. Cruz Roja. Hasta la fecha, no existe cura ni vacuna para el virus de Marburg.