El país de origen de Covid-19 puede no ser el país que pensamos …


Los resultados de este trabajo, en acceso abierto desde el miércoles en la plataforma científica Research Arena, aún no han sido revisados ​​por pares para su publicación en una revista científica.

Para comprender mejor la evolución y los orígenes del SARS-CoV-2, que ha sido objeto de intensa especulación durante meses, investigadores del Instituto Pasteur de París y del Instituto Pasteur de Laos y a finales de 2020 y principios de En 2021, la Universidad Nacional de Laos llevó a cabo una misión de campo en el norte del país con especies de murciélagos que viven en cuevas de piedra caliza.

“La idea inicial era intentar determinar el origen de esta epidemia”, explica Marc Elwett, jefe del laboratorio de “Detección de patógenos” del Instituto Pasteur de París, cuyos equipos analizaron las distintas muestras recogidas. “Por diversas razones que se acumulan, se sospecha que algunos murciélagos comedores de insectos podrían ser el reservorio del virus”.


Las muestras se tomaron en un área que forma parte de una topografía kárstica masiva y formaciones geológicas que consisten principalmente en piedra caliza, que también incluye el norte de Vietnam y el sur de China.

“Laos comparte esta área común con el sur de China, que está lleno de cavidades donde viven los murciélagos, de ahí la idea de ir allí”, continúa Mark Elwett. Porque lo que pasa ahí es un representante de este ecosistema.

READ  Mencioné latas de Alprazolam, un ansiolítico, debido a un error en las instrucciones.

Conclusiones de los análisis del Instituto Pasteur: La secuencia del virus en los murciélagos es casi idéntica a la del virus SARS-CoV-2, y los investigadores pudieron demostrar su capacidad para permitir que los virus ingresen a las células humanas.

Sin embargo, los virus estudiados carecen del “sitio furin” que se encuentra en el SARS-CoV-2, una función que activa la llamada proteína de pico al permitir que el virus ingrese mejor a las células humanas y cuya presencia limita la potencia del virus. patógeno.

¿Sin corredor?

Mark Elwett dice que varias hipótesis podrían explicar este eslabón perdido. “Quizás un virus no patógeno circuló por primera vez en humanos antes de mutar”, afirma, por ejemplo. “O un virus muy cercano a los virus que se han identificado que tiene este sitio efervescente, pero que aún no lo hemos encontrado”.

Otra pregunta: “¿Cómo llegó el virus de murciélago encontrado en las cuevas a Wuhan”, en China, el conocido punto de partida de la epidemia, a 2.000 kilómetros de distancia? No hay respuesta por el momento.

En cualquier caso, este estudio “es un gran paso adelante en la determinación del origen del SARS-CoV-2”, dijo Elwett.

La principal conclusión que puede ser es que existen virus muy cercanos al SARS-CoV-2 en murciélagos que son capaces de infectar a los humanos sin un animal intermedio, como los pangolines.

A finales de agosto, expertos de la Organización Mundial de la Salud, autor de un informe sobre el origen de Covid, advirtieron que la investigación estaba “fuera” del tema.

Formaban parte de un equipo de 17 expertos internacionales designados por la Organización Mundial de la Salud y 17 expertos chinos, cuyo informe se publicó el 29 de marzo, tras una investigación realizada en enero en Wuhan.

Sin dar una respuesta clara, este informe enumeró cuatro escenarios más o menos probables. Lo más probable es que el virus haya sido transmitido a los humanos por un animal infectado con un murciélago.

Luego vino la hipótesis de la transmisión directa sin un animal intermedio, la transmisión a través de los alimentos, particularmente la carne congelada, y finalmente una fuga de laboratorio accidental, aunque considerada “altamente improbable”.

Desde entonces, señalaron los expertos, “no se ha publicado ni presentado a la Organización Mundial de la Salud ningún dato” que respalde la “hipótesis de fuga de laboratorio”.