La acusación exige el despido

La Fiscalía de París solicitó este viernes la destitución del cineasta Luc Besson, acusado de violación durante más de tres años por la actriz Sand Van Roy.

En este caso, Luc Besson, quien se opone a los cargos, no fue procesado, sino que solo fue colocado en la posición menos incriminatoria de testigo asistido el 25 de enero, luego de una larga audiencia. La acusación exige el despido. Ahora le corresponde al juez de instrucción responsable de este caso confirmar o no esta separación.

El abogado del director Mi Thierry Marmbert respondió: “Estas son solicitudes razonables y están de acuerdo con la realidad del caso y la investigación”. Su posición nunca ha cambiado. Quiere cerrar este arco y reanudar la vida normal “.

‘Escándalo judicial’

Una de las abogadas de Sand van Roy, May Frances Szbeiner, denunció un “escándalo legal”.

El 18 de mayo de 2018, la actriz belga-holandesa presentó una denuncia por violación contra el influyente productor y director francés, al día siguiente de conocerlo en un palacio parisino. Dos meses después, denunció la violación y otras agresiones sexuales, dijo, durante dos años de su “relación profesional” con Besson.

Estas denuncias fueron desestimadas en febrero de 2019 por la Fiscalía de París, que consideró que no podía “describir el delito denunciado”.

Posteriormente, la artista presentó una denuncia a la constitución del partido civil, lo que motivó la apertura de una investigación judicial en octubre de 2019 por “delitos de violación”.

La víctima nunca había oído hablar de eso.

El juez de instrucción designado para dirigir este caso de los medios de comunicación “lamentablemente se ha ido” y el nuevo juez “habría hecho la hazaña de no escuchar nunca a la Sra. Van Roy, colocar al Sr. Besson en la condición de co-testigo y negarse a hablar. denunciante y autor ”, lamentó el Sr. Szbeiner.

READ  fantasma de espalda alta

El juez de instrucción anunció el cierre de las investigaciones a fines del pasado febrero, rechazando todas las solicitudes de la Fiscalía para cometer actos. La sala de instrucción de la Corte de Apelaciones confirmó esta decisión.