Los empleadores deberán negociar un número mínimo de días laborables de forma remota.

Como parte del diálogo social local, los empleadores deberán establecer un número mínimo de días de teletrabajo por semana a partir del 9 de junio. – Alili Murad / Ciba

Si los franceses no han terminado de trabajar de forma remota, las reglas se vuelven más flexibles. A partir del 9 de junio, entra en vigor el nuevo protocolo de salud corporativo. Entre las medidas a tomar: “El número mínimo de días de teletrabajo por semana” debe ser fijado por los empleadores. El texto, según el ejecutivo, se debatirá el lunes a través de una videoconferencia entre los interlocutores sociales y el Ministro de Trabajo.

Desde finales de octubre de 2020, el protocolo de la Compañía Nacional estipula que para los empleados que puedan realizar todas sus tareas de forma remota, “el tiempo de trabajo realizado de forma remota se incrementa al 100%”. Desde enero se ha incorporado una válvula, con posibilidad de volver un día a la semana.

El regreso de los empleados debe ser gradual

Un recordatorio de que el teletrabajo “puede considerarse una de las medidas más efectivas para prevenir el riesgo de infección por SARS-CoV-2”, y el nuevo protocolo establece que “los empleadores deben establecer en el marco del diálogo social local un número mínimo de días laborables a la semana para actividades que lo permitan “.

Para preparar un acuerdo sobre teletrabajo, los empleadores en particular pueden inspirarse en el Acuerdo Nacional Interprofesional (ANI) que “constituye un marco de referencia útil” según el texto. En el Ministerio de Trabajo se enfatizó que “un empleador que requiera que todos sus empleados regresen al 100% a partir del 9 de junio no aplicará el protocolo”. Insistimos en que los empleados remotos regresen “gradualmente”.

La posibilidad de organizar los utensilios.

Por su parte, la patronal estatal ha fijado tres días para trabajar de forma remota a partir del 9 de junio para el servicio público. El proyecto de texto establece que “deberían preferirse las reuniones de audio o las videoconferencias”. “Cuando se realizan reuniones presenciales, deben respetar los gestos de barrera, en particular el uso de la máscara y las medidas de ventilación / ventilación de los edificios, así como las reglas de distanciamiento”, explica.

El protocolo también restablece la posibilidad de organizar “momentos de convivencia que acerquen a los empleados presencialmente dentro del marco profesional”. Estos frascos están suspendidos desde finales de octubre y se pueden organizar “en estricto cumplimiento de los gestos de barrera, en particular el uso de la máscara en espacios cerrados, las medidas de ventilación / ventilación así como las reglas de exclusión”. Para las cenas grupales, el protocolo se refiere a un documento específico que se actualizará en los próximos días y seguirá las reglas vigentes en los restaurantes.



192

Involucrado

READ  ¿Hacia una tercera dosis para personas con inmunodeficiencia?