Más de 1,2 millones de muertes por resistencia a los antibióticos

Alrededor de 1,2 millones de personas murieron en 2019 a causa de infecciones bacterianas resistentes a los antibióticos. Esta cifra representa más muertes que las provocadas por el sida o la malaria, confirma un estudio publicado este viernes en la revista bisturí.

Este es el primer análisis exhaustivo del impacto mundial de la resistencia a los antimicrobianos, que abarca 204 países y regiones. Sus hallazgos confirman que la resistencia a los antibióticos es una «amenaza global para la salud», especialmente en países de bajos y medianos ingresos, pero los países ricos tampoco son inmunes a esto.

Lea también: Manica Balasegaram: ‘Las bacterias resistentes múltiples representan una amenaza similar’

Según el estudio, más de 1,2 millones de personas, y posiblemente millones más, murieron en 2019 como resultado directo de infecciones bacterianas resistentes a los antibióticos. «Debemos actuar ahora para combatir la amenaza», dijo el coautor del estudio, el profesor Chris Murray, del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington en los EE. UU.

Las estimaciones anteriores proyectaban 10 millones de muertes anuales por resistencia a los antimicrobianos para 2050, pero ahora sabemos con certeza que ya estamos mucho más cerca de ese número de lo que pensábamos”.

Cientos de miles de muertes ahora ocurren por infecciones comunes que antes eran tratables, como infecciones del tracto respiratorio inferior e infecciones del torrente sanguíneo, porque las bacterias que las causan se han vuelto resistentes al tratamiento.

Esperanza con fagos

El informe destaca la necesidad urgente de intensificar las acciones para abordar la resistencia a los antimicrobianos: mejorar el uso de los antibióticos existentes, monitorear y controlar mejor las infecciones y proporcionar más fondos para el desarrollo de nuevos antibióticos y tratamientos. Los autores reconocen ciertas limitaciones de su estudio, como la disponibilidad de datos para ciertas partes del mundo o, en algunos lugares, la mala clasificación de las infecciones hospitalarias.

READ  Covid: Las medidas que prepara el gobierno para afrontar la quinta ola

Una vía que se está estudiando actualmente para combatir la creciente resistencia a los antibióticos observada en el mundo es el desarrollo de fagos. Estos son organismos que matan ciertas bacterias, y se encuentran en miles de millones en la naturaleza sin atacar a los humanos.

Lea también: Rastros resistentes a los antibióticos encontrados incluso en dientes de oso en Suecia

Un estudio de caso publicado el martes en Nature informó acertadamente cómo una víctima hospitalizada de un bombardeo en Bélgica, que había sufrido una infección en la pierna resistente a los antibióticos durante casi dos años, se eliminó de la superbacteria mediante un tratamiento con fagos.