Por que Pablo Iglesias, fundador del partido de izquierda Podemos, dejó la política

Tras la derrota de la izquierda en las elecciones autonómicas de Madrid y la victoria de la derecha, Pablo Iglesias, de 42 años, un personaje de la izquierda en Europa, Anunció su retirada de la vida política.

“No estoy ayudando a combinar”. El ex profesor de ciencias políticas admitió el resentimiento entre los activistas de Podemos el martes por la noche. De ahí que la victoria de la presidenta saliente, Isabel Díaz Ayuso, acertara en su vida política. La estrella en ascenso de la derecha española, a la que acusan sus opositores ‘Populismo suave’ Triplicó su puntaje y se desempeñó mejor que los tres candidatos de izquierda combinados.

Rápido ascenso político

Con su pelo largo, camisas de compromiso, piercings y una forma muy sencilla de expresarse en público, Pablo Iglesias sacudió el panorama político local. Líder del movimiento enojado 2011, El Fund Podemus en 2014 Ingresó rápidamente al Parlamento español antes de convertirse en la número 2 en el gobierno en 2020.

Cerca de Hugo Chávez en Venezuela, Alexis Tsipras en Grecia y Jean-Luc Mélenchon en Francia, Iglesias trajo un soplo de aire fresco a España. “Tras la grave crisis financiera de 2008, Podemos presentó otra visión de la sociedad: más igualitaria, menos hablada y menos institucionalizada” Explica el politólogo Gabriel Cullum. “La formación dio esperanza al electorado de izquierda, que estaba desilusionado con los socialistas”.


►►► Lea también: Elecciones autonómicas de Madrid: una posible alianza de derechas (PP, Vox) no sorprende a los españoles


Pero después de siete años, el viento se había calmado. “No sabía cómo ganar su tiempo en el poder”. Escribe un diario País. El vicepresidente socialista Pedro Sánchez durante 14 meses, Pablo Iglesias aparecía en ocasiones como el primer opositor al gobierno, cuando notablemente lo consideraba Carles Puigdemont, instalado en Bruselas desde 2017En sus ojos, un ‘Prisionero politico’ Víctima de acoso judicial.

READ  Estados Unidos: múltiples heridas de bala en la escuela secundaria en Tennessee

Un comienzo “coherente” pero “preciso” por la izquierda

Si esta partida es un rayo, es parte de una forma de cohesión. “No estamos aquí para conseguir un trabajo en política”. Pablo Iglesias anunció en 2014 para micrófonos RTBF. “Cuando empecemos a parecernos una clase, moriremos. Tenemos que demostrar que no somos como ellos”. Sin embargo, convertirse en político como todos los demás es lo que criticó parte de su bando cuando se mudó en 2018 a una villa con piscina en un elegante suburbio de Madrid. Esta decisión personal marcó un punto de inflexión y lo alejó de su base, a la que también culpó de su ego inflado.


►►► Lea también: Elecciones autonómicas de Madrid: balas ensangrentadas y cuchillo ensombrecen una campaña ya bloqueada


Líder turco de derecha conservadora, que siempre lo retrató como A. ‘Un comunista peligroso’Pablo Iglesias ha sido víctima de casi un año de una campaña de hostigamiento e intimidación por parte de Activistas de extrema derecha. Más de una vez este último fue a manifestarse en su casa. El candidato de Podemos, que quedó quinto detrás de la extrema derecha el martes, fue blanco de amenazas de muerte durante la campaña.

Para este padre de tres hijos pequeños, muy expuesto en los medios, la presión sin duda se ha vuelto muy fuerte. Pero la izquierda radical ahora es huérfana: “El hecho de que Pablo abandone la escena política deja a Podemos en una posición extremadamente incómoda”. Lamenta a Luis Rabel, otra figura del Movimiento Enojado. Así, la persona que encarnaba la renovación de la política española sólo permanecería al frente del proyecto de ley durante siete años.

READ  Los británicos votaron en elecciones cruciales para Johnson y Escocia