¿Qué sabemos sobre la variante Lambda, que ahora está en 29 países?

Perú es, con mucho, el país con el mayor número de muertes por Covid-19 per cápita. 596 muertes por cada 100.000 habitantes a causa de la enfermedad. Ese número es casi el doble que el del segundo país más afectado por la pandemia, Hungría, que registra 307 muertes por cada 100.000 habitantes. Los malos resultados del Perú ante la epidemia tienen varios orígenes: el sistema de salud Financiamiento débil e insuficientemente preparado, con muy pocas plazas en cuidados intensivos]para un sistema de salud mal financiado y equipado de forma inadecuada, con muy pocas camas para cuidados intensivos, despliegue lento de vacunas, capacidad limitada de pruebas y una gran economía informal (una gran población que no puede permitirse costos de trabajo), viviendas superpobladas …

Además, el país también ha encontrado una variante lambda. Reportado por primera vez en la capital, Lima, en agosto de 2020, y representado en abril de 2021 97% de todas las secuencias de coronavirus Analizado en Perú. Esta variante de Lambda ahora se encuentra en todo el mundo. Según un informe reciente de la Organización Mundial de la Salud (OMS) del 15 de junio de 2021, se identificó en 29 pagar. En particular, podemos leer en este documento que la variante Lambda “se asoció con tasas significativas de transmisión comunitaria en varios países, con una mayor prevalencia a lo largo del tiempo, en paralelo con una mayor incidencia de COVID-19. El 14 de junio de 2021, el La Organización Mundial de la Salud declaró que la variante Lambda es un tipo diferente de atención Public Health England ha seguido su ejemplo 23 de junio, y la describió como una “variable en inversión”, debido a su expansión global y la presencia de varias mutaciones notables.

READ  ¿Hacia una tercera dosis para personas con inmunodeficiencia?

Sin disminución significativa de la eficacia de los anticuerpos

Una alternativa importante es un virus con mutaciones que se sabe o se prevé que afecten características como la transmisibilidad (la facilidad con la que se propaga el virus), la gravedad de la enfermedad, la capacidad de escapar de la inmunidad conferida por una infección o vacunación previa, o la posibilidad de evadir las pruebas de diagnóstico.

La “combinación inusual” Las mutaciones llevadas por la variante lambda hicieron que muchos científicos temieran que pudiera transmitirse. La proteína Spike (o S) de la variante Lambda en realidad contiene siete mutaciones (para el registro, la proteína Spike, cuya forma recuerda a un hongo, se encuentra en muchas copias en la envoltura externa del virus. La proteína ACE2 está en nuestras células, permitiendo que el coronavirus los invada). Estas mutaciones no solo pueden permitir que la variante lambda se una más fácilmente a nuestras células, sino que también complican la tarea de nuestros anticuerpos al reducir su unión a la variante y así neutralizarla.

Sin embargo, hay que recordar que los anticuerpos neutralizantes no son la única arma defensiva de nuestro sistema inmunológico (pero son los más fáciles de estudiar): los linfocitos T, que participan en la destrucción de las células infectadas, coordinando la respuesta inmunitaria y manteniendo alejada la infección. También juega un papel fundamental. Por lo tanto, un puñado de mutaciones, aunque inusuales, pueden no ser suficientes para permitir que la variante Lambda escape completamente de nuestro sistema inmunológico.



Leer más: ¿Cómo se defienden nuestros cuerpos de los invasores?


¿Sus mutaciones hacen que la variante lambda sea más peligrosa que el coronavirus original?

Actualmente, la evidencia científica disponible para responder a esta pregunta: Hay pocas “publicaciones previas”, es decir, artículos cuya metodología y resultados no han sido revisados ​​por otros científicos (revisados ​​por pares). En otras palabras, aún no se ha publicado ningún estudio sobre la variante Lambda.

Una de esas versiones preliminares presenta los resultados obtenidos por investigadores de la Escuela de Medicina Grossman de la Universidad de Nueva York. El objetivo de este trabajo fue Para comprobar la capacidad de neutralización Sueros de pacientes convalecientes y sueros que contienen anticuerpos inducidos por vacunación contra virus que poseen proteínas de pico que contienen las mismas mutaciones que las de la variante lambda. Los resultados indican que estos virus son aproximadamente 2,3 veces más resistentes a la neutralización por suero que los pacientes vacunados con la vacuna Moderna RNA, tres veces más resistentes a la neutralización por suero que los pacientes vacunados con la vacuna Moderna y 3,3 veces más resistentes a la neutralización por suero de los pacientes que han contraído Covid. -19 antes de que apareciera Lambda.

Sin embargo, se debe enfatizar que esto no representa una reducción significativa en la eficacia de los anticuerpos neutralizantes. Los investigadores también concluyeron que sus hallazgos indican que las vacunas actualmente en uso seguirán protegiendo contra la variante Lambda. Investigadores de la Universidad de Chile estudiaron el efecto de la vacuna Sinovac (también conocida como “CoronaVac”) contra una variante lambda. También encontraron Disminución del triple de la eficacia de los anticuerpos neutralizantes inducidos por la vacuna contra esta variante en comparación con el virus original.

El hecho de que estos dos estudios hayan encontrado que los anticuerpos neutralizantes se conservaron al menos parcialmente es prometedor, especialmente porque es solo un aspecto de la respuesta inmune inducida por la vacunación. en este momento , Ocho casos confirmados La variante Lambda del Reino Unido, fue principalmente Relacionado con viajes al extranjero.

Según el último informe de evaluación de riesgos de Public Health England, El 8 de julioSin embargo, la variante Lambda aún no ha reemplazado a la variante delta en ninguno de los países en los que prevalecen las dos variantes (pero los autores insisten en que la situación epidemiológica en Perú y Chile debe ser monitoreada cuidadosamente). Se están realizando otros estudios, pero por ahora, la variable Lambda sigue siendo una “variable de interés”, no una “variable de preocupación”.