República Checa rinde homenaje a las víctimas del tiroteo en la Universidad Carolina de Praga – Europa Press

República Checa rinde homenaje a las víctimas del tiroteo en la Universidad de Carolina de Praga

El pasado martes, la República Checa se vio sacudida por un trágico tiroteo en la Universidad de Carolina de Praga. Como resultado de este acto de violencia, 14 personas perdieron la vida y otras 25 resultaron heridas, 10 de ellas en estado grave. Este episodio se convierte en el ataque más trágico en la historia del país.

Ante esta terrible situación, el Gobierno checo ha decretado una jornada de luto nacional en honor a las víctimas. Como muestra de respeto, las banderas se izaron a media asta y las campanas de las iglesias doblaron al mediodía. Además, se celebró una misa fúnebre en la Catedral de San Vito del Castillo de Praga, dirigida por el arzobispo de Praga.

Al evento asistieron importantes personalidades, entre ellas el presidente de la República y el presidente del Senado. Este último destacó la importancia de mostrar apoyo a las víctimas y sus familias en momentos tan difíciles como este. Durante la misa, el arzobispo hizo hincapié en la importancia del amor y propuso una oración en memoria de los fallecidos.

Es conmovedor ver cómo los estudiantes de la universidad llevaron rosas al altar en honor a cada una de las víctimas. Este gesto demuestra la solidaridad y el respeto que la comunidad educativa tiene hacia aquellos que perdieron la vida en este trágico suceso. Además, en varias ciudades del país se celebraron misas en recuerdo de las víctimas, mostrando así la unidad del pueblo checo en momentos difíciles.

Por otro lado, se ha confirmado que el padre del agresor y una pareja asesinada en el bosque de Klánovice están relacionados con el atacante. Estas conexiones traen más dolor y consternación a una situación ya de por sí trágica.

READ  Las primeras incursiones terrestres en Gaza, un nuevo paso en la guerra de Israel contra Hamás

Actualmente, las 25 personas heridas están recibiendo atención médica en diferentes hospitales de Praga. Afortunadamente, algunas de ellas se están recuperando, aunque otras todavía se encuentran en estado grave. Es importante brindarles todo el cuidado y apoyo necesario para su pronta recuperación.

La República Checa aún está asimilando este trágico episodio, que ha dejado una profunda huella en el país. En momentos como estos, es cuando más necesario resulta el apoyo mutuo y la solidaridad. La comunidad mundial debe estar cerca de la República Checa durante este difícil proceso de duelo y recuperación.